Pasaron los tiempos de gloria para Twitter. Esos en los que un ejército de blogs, medios de comunicación y portales de todo tipo insertaban tuits en sus webs. Hoy se sigue haciendo -de hecho, se insertan más tuits que nunca-, pero internet también ha crecido más. Y en proporción, la presencia de Twitter en internet no ha aumentado tanto.

La blogosfera –incluyendo aquí a bitácoras personales pero también a webs profesionales– fue uno de los grandes canales para la expansión de los tuits a lo largo y ancho de la red. Estos portales eran normalmente más ágiles en cuanto a programación, con modelos más abiertos, basados en sistemas de gestión de contenidos adaptables, como WordPress o Joomla.

Era más fácil incrustar el código de los tuits en estos blogs que en páginas con un sistema de gestión propio. Las bitácoras personales también solían ser más libres en cuanto a formatos, y no le hacían ascos a entremeter un tuit en el texto o plantar un widget de Twitter en la web. Después se sumaron a esta tendencia los medios de comunicación, portales de comercio electrónico y otros tipos de páginas.

La firma SimilarTech ha analizado el millón de sitios más populares de internet basándose en su tráfico web para comprobar que los posts de Instagram y sus widgets ya están más extendidos que los de Twitter. El adelantamiento ha sido reciente: a principios de 2016, la red social de microblogging aún tenía más presencia en la red.

Twitter | Mizter_x94 en flickr cc

A partir del mes de mayo se produjo, sin embargo, un enorme incremento de la presencia de Instagram en páginas web. No está claro por qué la plataforma dio este salto monumental, pero los datos de SimilarTech así lo reflejan. Al mismo tiempo, Twitter mantenía un crecimiento uniforme, como en que ha sostenido durante todo el año.

Desde MarketingLand especulan con que el incremento de la presencia de Instagram puede deberse a la introducción de un algoritmo en el feed. Pero la red social de fotos cambió la ordenación cronológica del tablón por una personalizada en junio de 2016, y el pico en la expansión de su presencia en internet ocurrió un mes antes.

En todo caso, parece que los blogs –los portales por excelencia para incrustar tuits y widgets– y otras web están acogiendo a Instagram con los brazos abiertos. No es que Twitter pierda adeptos, pero no los gana tan rápido como la red social propiedad de Facebook. Y esto en internet es igual a morir lentamente.

Los datos recogidos por SimilarTech son un indicador más de lo que se ha visto en los últimos años: Twitter no consigue aumentar sus usuarios activos mensuales. En sus últimos resultados trimestrales comunicó que estos ya van por 319 millones, un aumento del 4% respecto al mismo trimestre que el pasado año. En cuanto a los ingresos, las perspectivas son todavía menos halagüeñas: la compañía sigue en pérdidas y ha ingresado sólo un 1% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.