La aplicación oficial de Fotolog ha sido retirada de Google Play y Apple Store, y la web lleva caída varios días. Ha sido arrollada lentamente por el éxito de las que llegaron después: MySpace, Facebook, Instagram... Y ha desaparecido sin ni siquiera despedirse.

Con la llegada de esta red social, comenzamos a ser conscientes de lo que nos gusta observar lo que hacen los demás… Y de lo que nos gusta contar nuestra vida a través de las imágenes. Una realidad de la que se han beneficiado otras que han surgido después de ella.

Su muerte llega incluso más tarde de lo que cabía esperar, pese a haber sido una de las pioneras.

Con la aparición de nuevas ideas más sofisticadas, Fotolog resultaba demasiado sencillo y limitado para sus usuarios: Permitía subir fotos, cotillear las de los demás y comentarlas.

El cierre de la red social ha sido especialmente comentado en Twitter, donde rápidamente se ha convertido en Trending Topic. Los tuits de los usuarios son el reflejo de la sorpresa que ha causado la noticia… En unos casos, manifiestan el disgusto por las imágenes perdidas, algunas de casi 15 años, y tal vez para siempre. En la mayoría, sin embargo, celebran haber borrado ciertos episodios de su pasado…