La intención de la compañía de Zuckerberg es clara: estar en cualquier lado donde haya una minúscula oportunidad de negocio. Y en el campo del reconocimiento de los impulsos del cerebro hay aún un gran camino por recorrer.

Por eso, en Facebook se encuentran desarrollando un teclado que se encargará de leer lo que las personas piensan para plasmarlo sobre una pantalla. En un principio se trataría, eso sí, de un desarrollo orientado a aquellas personas que debido a algún tipo de parálisis no se puedan comunicar mediante el habla.

Aunque Facebook ya adelantó parte de su trabajo en la conferencia de desarrolladores F8, ahora ha abierto las puertas de su centro de investigación y desarrollo en Londres, donde se ha podido comprobar cómo funciona el sistema.

Para llevarlo a cabo, primero tienen que implantar una serie de electrodos en el paciente, que serán los encargados de grabar el movimiento de las neuronas cuando el sujeto se imagina el movimiento del cursor de un ratón sobre un teclado digital en una pantalla.

Después, el silencio. Una interfaz en una pantalla es la encargada de ir mostrando el resultado de la conversación, basándose únicamente en las ondas cerebrales.

Actualmente, el sistema únicamente funciona a una velocidad de ocho palabras por minuto, pero Facebook quiere hacerlo evolucionar hasta el centenar. Por el momento sólo tiene un carácter experimental pero, si todo va bien, la compañía podría comenzar a comercializarlo muy pronto.