Los usuarios de Facebok están obligados a identificarse con su nombre real. La red social hace cumplir esta política hasta las últimas consecuencias, lo que le ha valido a los de Mark Zuckerberg a protagonizar en los últimos días una intensa polémica, con artistas del transformismo.

Después de que los perfiles de varias drag queens fueran bloqueados por la red social por no usar sus nombres reales, este colectivo ha decidido protestar para lograr que Facebook les permita identificarse con sus nombres artísticos.

Para ello, la drag queen Olivia LaGarce ha creado una petición en Change.org con la intención de que Facebook permita utilizar sus seudónimos, en lugar de obligarles a utilizar sus nombres masculinos.

A pesar de que más de 18.000 personas han apoyado esta petición, en la que se alega que el seudónimo se suele utilizar en estos casos por seguridad, desde Facebook mantienen que su política ha logrado que la red social sea un lugar más seguro, afirmando que "hay otras maneras para que las drags queen puedan expresarse".