Como la realidad siempre supera a la ficción, Facebook está desarrollando un sistema muy similar para sus ciudadanos-usuarios. Así lo ha desvelado una información del Washington Post, que ha podido hablar con Tessa Lyons, jefa de desarrollo de esta área en Facebook y le ha confirmado este sistema de puntaje.

La idea, sobre el papel, es sencilla: los algoritmos de Facebook darán una puntuación de entre cero y uno a sus usuarios en función de la actividad que lleven a cabo en la red social. Con esta puntuación, Facebook sabrá, por ejemplo, si fulanito, que tiene una puntuación de 0,8, es fiable a la hora de recibir un reporte suyo.

Tessa Lyons lo explica así al diario norteamericano: “Por ejemplo, si alguien nos ha dado previamente un reporte de que un artículo que ha leído es falso y nosotros confirmamos que, realmente, es falso, entonces, para nosotros, esa persona tendrá más peso en el futuro que alguien que, indiscriminadamente, envía reportes de artículos falsos cuando, realmente, son verdaderos”.

Es decir, la idea de Facebook con este sistema de puntuación es conocer de qué usuarios se puede fiar y de cuáles no. En principio, y según esta jefa de Facebook, solo para aplicarlo en relación a las fake news que tantos quebraderos de cabeza está dando a la red social de Zuckerberg.

No obstante, esta decisión se parece demasiado al sistema que la dictadura comunista de China está imponiendo a sus ciudadanos. El proyecto, llamado “crédito social” evalúa a los ciudadanos en función de sus actividades en la sociedad y los nombres de aquellos que tengan poca puntuación podrían ser expuestos en listas públicas para que el resto de los ciudadanos lo conocieran.

Aun así, Lyons, de Facebook, se apresura a explicar que este sistema de puntuación no significa, en absoluto, un indicador de la credibilidad de una persona para con los otros usuarios, únicamente servirá como medida interna para "entender los riesgos", algo que, según afirma, ya se hace actualmente con los usuarios que reportan a lo loco contenido en Facebook solo que, en estos casos, aún no se estaba usando un rango del cero al uno y ahora pasará a ser así.