Desde que internet se ha postulado como la herramienta tecnológica enfocada a hacernos la vida más fácil, los asistentes personales han cobrado un especial protagonismo.

Así, Apple tiene a Siri, Microsoft tiene a Cortana, Google tiene a Google Now... No hay (casi) ninguna gran compañía tecnológica que, en su afán por ocupar el mayor espacio social posible, no se haya lanzado con su propio asistente.

En todo este ecosistema faltaba un gigante por unirse a la fiesta. Ese gigante es Facebook, y acaba de comprar su entrada.

Lo hace con M, una nueva evolución de desarrollo tecnológico con el que la compañía de Mark Zuckerberg quiere empezar a competir en el sector de los asistentes personales para todos sus usuarios.

La noticia la soltaba David Marcus, el exempleado de PayPal al que Facebook ha fichado precisamente para este efecto. Según el ingeniero, M será capaz no sólo de gestionar tus dudas y preguntas, sino también comprarte un libro, reservar en tu restaurante favorito, pedir cita en el médico, pedir comida a domicilio...

Inteligencia artificial... y humana

Según cuentan desde Facebook, M funcionará desde dos disparaderos básicos: por un lado, la onmipresente y omnipotente inteligencia artificial, que se encargará de medir y analizar toda la información relevante al usuario para ofrecerle la mejor experiencia e incluso adelantarse a sus peticiones.

Por otro lado, Facebook no dejará de lado el aspecto humano. Para ello, M contará con miles de 'entrenadores' humanos. Es decir, un nutridísimo equipo de empleados físicos que, en ocasiones, se pondrán también al volante de M para atender a los usuarios en todas aquellas cuestiones que la inteligencia artificial aún no sepa abordar con toda la precisión que requiere un asistente personal como toca.

Detrás de esta estrategia bidireccional se sitúa el claro objetivo de Facebook: humanizar lo más posible el trato con M. Esto es, que cuando un usuario interactúe con el asistente, llegue incluso a olvidarse de que en realidad quizá (y sólo quizá) esté hablándole a una máquina.

Por el momento, M no tiene fecha de salida, pero habrá que estar muy atentos: en Apple, Google y Microsoft lo estarán.