El hallazgose produjo tras un primer análisis de cuentas automatizadas en la que los investigadores no pretendían encontrar este ejército de cuentas errantes. En un primer momento se descargaron los datos de seis millones de cuentas de Twitter, y comenzaron a investigar la procedencia de los tuits.

Fue entonces cuando se percataron de que 23.000 de esos tuits habían sido escritos y publicados desde puntos recónditos del planeta, como desiertos y océanos. Además, las cuentas desde las que habían sido escritos tenían un patrón común: no tenía más 11 tuits publicados, ni más 10 seguidores, menos de 30 seguidos y todas habían sido creadas con la aplicación de Twitter para Windows Phone. Y, quizás lo más curioso, todas tenían citas a La Guerra de las Galaxias.

Con estos datos, los investigadores se descargaron un número aún mayor de datos de 14 millones de cuentas, y crearon un algoritmo para analizar el patrón que habían descubierto anteriormente.

¿El resultado? Más de 350.000 cuentas resultaron pertenecer a este ejército de “Star Wars”. Un ejército durmiente, puesto que su última actividad había sido el 14 de julio de 2013. Desde entonces, ni una sola interacción.

Eso sí, al tener el patrón descrito anteriormente, Twitter no las puede “cazar” como cuentas fakes, o cuentas ‘bot’, por lo que el creador de este inmenso ejército aún las tiene abiertas y las podría estar utilizando para lucrarse mediante la venta de seguidores falsos.