TecnoXplora » Redes Sociales

Y TE PERMITE `TUITS´ DE 500 CARACTERES, NO SOLO DE 140

Dropon, un Twitter al que le importa una “!@#$” tu privacidad, aunque no sea cierto

Si Ello tuvo su momento de gloria hace unos meses por ser el Facebook que protege tus datos personales, Dropon podría ser la alternativa para los que ven en Twitter una deriva similar.

Dropon

Agencias Dropon

Publicidad

Sí, sí, le importa una “!@#$”. Lo dicen ellos mismos, así, literalmente. Podría parecer una declaración de intenciones cargada de honestidad, un reconocimiento público de que a Dropon, igual que al resto de redes sociales, tu privacidad le importa poco, nada o directamente una mi**da. Pero es todo lo contrario.

Tras este llamativo y paradójico eslogan se esconde un compromiso con la protección de tus datos personales mucho más firme, o eso parece, que el de Twitter (su principal referente) y el resto de plataformas sociales.

No son pocas las medidas que esta red de nuevo cuño pone encima de la mesa (aunque algunas, todo hay que decirlo, también se encuentran en la competencia): toda la información viaja cifrada, de tu ordenador al servidor, y viceversa; no comparten tus datos con “gobiernos, 'data brokers', motores de búsqueda o terceros” salvo que sea un requerimiento legal ineludible; y están sometidos a la legislación canadiense, más estricta que la de Estados Unidos.

Además, el usuario puede controlar, a través de una pestaña de configuración, quién tendrá acceso a los contenidos y la información personal que comparta (algo a lo que Facebook, pero no Twitter, nos tiene acostumbrados).

Y un detalle más: “borrar significa borrar”. Así de contundente. “Cuando eliminas algo, ya sea un 'post' o una foto que has subido, se va para siempre. No lo almacenamos secretamente en nuestros servidores”, aseguran.

Pantallazo de Dropon

Un refuerzo importante en materia de privacidad - tema sensible desde que Snowden destapara las tramas de espionaje gubernamental, que operan entre bambalinas – que es la principal baza de Dropon para plantar cara a Twitter en el 'microblogging'. Por lo demás, no arriesgan mucho: su apuesta parece ser el viejo lema “si algo funciona, no lo cambies”.

Hay seguidores y seguidos ('followers' y 'following'), menciones y republicaciones, favoritos, tendencias ('trending') y mensajes directos. Solo cambia, respecto a Twitter, el número de caracteres que pueden contener los mensajes: 500 en lugar de 140. Los etiquetas ('hashtags') también están presentes – en un campo que se debe completar al enviar los 'posts' -, pero Dropon pretende acabar con la sobreabundancia y la arbitrariedad con que se emplean en la red del pájaro azul.

Sus ventajas son, por tanto, las de Twitter y una más (la privacidad); mientras que su principal inconveniente – si tan innegable parecido con la competencia no es también un punto en contra – es la carga que lleva a sus espaldas toda red social cuando nace: tus amigos no están en Dropon, ni tiene pinta de que vayan a mudarse en masa a corto plazo.

¿Será la protección de nuestros datos personales atractivo suficiente o caerá en el olvido en cuanto pase el efecto novedad? La respuesta, con otra pregunta: ¿alguien se acuerda de Ello?

Publicidad