TecnoXplora » Redes Sociales

TRASTORNOS CAUSADOS POR REDES SOCIALES

Dismorfia del selfie: qué es y cómo te puede afectar

Los filtros de belleza de las redes sociales pueden desembocar en el desarrollo de la dismorfia del selfie, un trastorno en el que las personas afectadas no aceptan su imagen real.

Publicidad

Las redes sociales y sus filtros pueden implicar efectos para la salud mental. Uno de los trastornos desarrollados por la alteración de la imagen que causan los efectos de belleza es la dismorfia del selfie.

La dismorfia del selfie es un trastorno en el que la persona afectada se identifica más con la imagen de sus selfies que con su propia apariencia real. Esto surge usualmente entre usuarios de Instagram y aplicaciones similares que cuentan con filtros de belleza que modifican la cara. Las personas se acostumbran demasiado a usar estos efectos para verse más atractivas y con el tiempo acaban dejando de gustarse a sí mismos. Los filtros de las redes sociales crean una ilusión de belleza, mediante maquillajes y retoques estéticos, que no se corresponde a la realidad de ninguna persona. Esto ha causado que los más jóvenes desarrollen la dismorfia del selfie.

Tanto es así, que en muchas ocasiones las personas afectadas por este trastorno acuden a un cirujano para realizarse algún retoque estético. En estos casos, el cirujano deberá saber cómo diagnosticar el trastorno, que usualmente se identifica porque el paciente acude a la consulta con fotos de “influencers”. En caso de que el doctor considere que la persona no tiene unas expectativas reales y probablemente sufra dismorfia del selfie, deberá rechazar el acto quirúrgico y recomendar apoyo psicológico al paciente.

Este tipo de trastorno suele afectar a personas jóvenes que pasan mucho tiempo en las redes sociales. Publican selfies editados con aplicaciones y filtros que les permiten cambiar su apariencia, afinarse la cara, subirse las cejas o que sus labios parezcan más grandes. De esta forma, los usuarios no sólo buscan verse mejor a sí mismos, sino también la aprobación de otras personas mediante likes o comentarios.

Por ello, es importante que la persona afectada acuda a un psicólogo que pueda ayudar y dar las herramientas necesarias para sobrepasar la dismorfia, así como educar a los más jóvenes para que realicen un uso saludable y lógico de las redes sociales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo evitar que los sistemas de reconocimiento facial identifiquen tus fotos de redes sociales

Publicidad