EL FANBOY POLÍTICO, EL SPAMMER, EL CONSPIRANOICO...

EL FANBOY POLÍTICO, EL SPAMMER, EL CONSPIRANOICO...

Los diez tipos de tuiteros más odiosos

No nos digas que no: tú también los odias. Pero como odiar está feo, mejor relájate viendo esta lista.

Twitter es una cosa maravillosa... aunque no siempre. Porque, dentro de todo ese foco inmenso de información, en tu 'timeline' siempre se cuela algún tipo al que le quitarías el carnet de tuitero sin tener ni una pizca de arrepentimiento.

Y aunque creas que no, tú también has sentido esa ira alguna vez. Échale un ojo a esta lista y verás cómo se te vienen ciertas personas a la cabeza:

1.- El coach

El coach es ese usuario que siempre fue una persona normal hasta que un día se volvió místico, leyó un libro de autoayuda y ahora nos atosiga a todos con sus frases motivadoras. Y lo peor no es cuando las escribe, sino cuando las mete dentro de una imagen (qué original, ¿eh?, así puedes verlo mejor).

Lo reconocerás por sus frases favoritas: “Si quieres, puedes”, “Los que dicen que no se puede deberían dejar en paz a los que lo intentan” o -la peor de todas- “Hay que salir de la zona de confort”. La zona de confort, dice... la madre que lo trajo.

2.- El intensito

El intensito es parecido al coach, pero, la verdad, consigue ser incluso más aburrido. También mete frases en imágenes, pero son aún peores: “El amor es una mentira”, “El amor son tus ojos clavados en los míos” o, en general, cualquier frase relacionada con el amor o con alguna otra cosa muy profunda.

Este perfil tiene una evolución: el intensito intelectual. Es parecido al intensito, pero subrayando frases de un libro a las que hace una foto y la publica. Ahí lo llevas, Shakespeare.

3.- El trol de famosos

En serio: esta gente existe, es muy peligrosa y, sinceramente, no sabemos qué narices les impulsa a hacer lo que hacen. Son una mezcla entre el 'hater' y el 'troll', pero con un claro objetivo: los famosos.

Son los que llaman "gordo" a Kiko Rivera, "idiota" a Gerard Piqué o "guarra" a, básicamente, cualquier mujer famosa. Digamos que si Twitter fuera un mundo justo y sólo se pudiera borrar del mapa a un tipo de usuario, éste tendría todas las de ganar.

4.- La tuitstar vapuleadora

A veces los trolls de famosos suelen llevarse alguna paliza tuitera que otra. Sobre todo, cuando se meten con alguna tuitstar que nunca se atrevería a discutir con nadie en la vida real, pero que no tiene ningún problema en vapulear a cualquiera en Twitter, aunque sea un pobre desgraciado al que no sigue nadie.

Para que todos veamos su ingenio y su proeza, además, la tuitstar acomplejada añadirá un punto antes del nick del vapuleado para que, con suerte, sus followers se unan al linchamiento

5.- El fanboy político

Ese usuario de Twitter vota a un partido concreto. Y lo sabes, porque lo demuestra. Y oye, no hay nada de malo en eso, salvo que sea de esas personas que retuitean todo lo que digan sus líderes, se meten en todas las discusiones que afectan a su partido y defienden todo lo que hace el propio partido

6.- El conspiranoico

El conspiranoico ese ese pedazo de cansino que, básicamente, no para de publicar enlaces sobre los reptilianos, los transgénicos, los 'chemtrails', el Nuevo Orden Mundial, la operación ultrasecreta de la CIA para matarnos a todos (pero eh, él y sus doce followers lo han destapado) y cualquier otra chifladura que se le venga a la cabeza.

¿Sus gritos de guerra? “¡Nos envenenan!”, “Esto no te lo van a contar los medios”, “¡Despierta, vives en una mentira!” y otros muchos igual de divertidos.

7.- El que pide RT

Seguro que has visto muchos de estos, ¿verdad? Y oye, reconozcamos que algunos lo hacen por cuestiones o campañas justas, pero la mayoría lo hacen por motivos que no alcanzas a entender. Mi favorito, lo reconozco, es el que escribe a famosos para pedirles que le hagan RT para darse a conocer.

¿No crees que estos existan? Pon esas palabras en Twitter, a ver cuántos encuentras.

8.- El 'spammer' de sí mismo

El 'spammer' de sí mismo tiene un blog. Nunca lo has leído, pero sabes que lo tiene, ¿verdad? Y un Instagram. Y un Facebook. Y otro blog, en el que habla de otras cosas.

Y si encima tiene un perfil profesional medianamente bueno, te informará (con Foursquare o Swarmapp) de dónde se encuentra a cada segundo: con quién se reúne, dónde está dando una charla, con quién va a comer... El usuario que está pidiendo a gritos que roben en su casa o que alguien le secuestre.

9.- El fotógrafo

El fotógrafo, como ya habrás adivinado, lo fotografía todo. Pero todo. No sólo lo que acaba de comer (bueno, oye, yo qué sé, mucha gente lo hace), sino también con quién está, si acaba de coger el autobús, si está lloviendo...

Sabrás que es 'el fotógrafo oficial' porque subirá diez fotos con sus compañeros en una reunión... y él será el único que sonría.

10.- El que responde con retuit

Ojo, que si no teníamos suficiente con el 'spammer' y el egocéntrico, esto va mucho más allá. Este usuario es el que hace que maldigamos la opción de retuitear añadiendo un comentario. Es ese usuario que, si alguien le dice cualquier cosa medianamente amable, retuitea ese comentario añadiendo un “¡Gracias!”.

Entiéndelo: es una información básica de la que ninguno podíamos prescindir.

C. Otto | @ottoreuss Vídeo: eñe | Madrid | 07/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.