Los perfiles falsos en Internet están a la orden del día. Detrás de ellos, en muchos casos, hay humanos malintencionados con no muy buenos propósitos. Estos son complicados de desenmascarar.

Es cierto que la gran mayoría son robots que usurpan identidades para hacer spam o redirigir a páginas webs maliciosas, pero lo cierto es que estos 'bots' todavía no son lo suficientemente sofisticados como para que tengamos problemas en detectarlos. Las apps de citas como Tinder están plagadas de estos autómatas.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo han desarrollado un 'software' que permite a un ordenador detectar lo que se conoce como 'catfishing', una denominación que procede de la película 'Catfish', que muestra la relación sentimental de una joven a través de Facebook.

Mediante unos algoritmos, los desarrolladores afirman que pueden identificar, por ejemplo, a usuarios que mienten acerca de su género con más de un 90% de nivel de acierto. Para entrenar a las máquinas analizaron datos de más de cinco mil perfiles públicos de la página web de contenido adulto PornHub.

Estos perfiles fueron verificados por empleados de la web de forma manual y los algoritmos analizaron como las mujeres y los hombres de distintas edades interactuaban entre ellos, cómo comentaban en las publicaciones y su forma de escribir.

Mentiras sobre la edad y el género

El análisis ofrece una conclusión curiosa y es que casi el 40% de los usuarios de la web mienten acerca de su edad y el 25% sobre su género (en el último caso más mujeres que hombres). Y, acerca del lenguaje utilizado, lo más interesante es que la mentira se usaba simplemente para conseguir más amigos y suscriptores.

No obstante, lo interesante no son estos datos, porque resulta bastante normal que en este tipo de webs los usuarios no ofrezcan una imagen falsa. Los investigadores lo eligieron porque consideran que son “el campo de pruebas ideal para probar técnicas que identificaran perfiles falsos”, según cuentan en la web de la universidad.

Ahora tendremos que esperar que este tipo de algoritmos se pudieran trasladar a las redes sociales mayoritarias, algo que podría ser de gran utilidad para los perfiles con muchos seguidores e interacciones.