TecnoXplora » Redes Sociales

¿SOSPECHAS DE UN PERFIL DE TWITTER?

Desarrollan una herramienta casi infalible para descubrir 'bots' en Twitter

¿Sospechas de un usuario y no tienes pruebas? ¿Te da la impresión de que tuitea por encima de sus posibilidades? ¿Crees que detrás de su cuenta hay un robot? Por obra y gracia de un equipo de investigadores, y gracias a BotOrNot, ahora puedes comprobarlo. Por ejemplo, al parecer, hay un 21% de posibilidades de que el perfil de un servidor (@GomezOrtiz) esté automatizado.

Twitter

Agencias Twitter

Publicidad

Para conseguir un buen número de seguidores en Twitter hay que destinar bastante tiempo a mimar nuestro perfil. Sí, es cierto, decir obviedades está muy feo, pero la cosa no va mucho más allá: cuantos más tuits lancemos, cuanto más vinculados estén con los temas candentes, cuanto más atinados sean nuestros comentarios (y más cosas así), más posibilidades tendremos de convertirnos en auténticas tuitstars. Pero qué pereza, ¿no? Estás tranquilamente viendo el fútbol, un debate o la mayor pamplina que ponen por la tele y tienes que andar detrás del móvil.

Si no te va mucho compartir con los demás todo lo que pasa por tu mente, si los chistes los reservas para tus amigos en el bar y no logras condensarlos en 140 caracteres, siempre puedes recurrir a opciones menos ortodoxas. Para eso están las compañías que venden seguidores a los que no tienen las habilidades sociales ni, sobre todo, el tiempo necesario para encandilar a otros tuiteros ávidos de curiosidades.

Otra opción que puedes barajar es instalar un 'bot', marcar aquellos temas que más te interesan a ti y a tu público, para que él solito lance los temas más interesante del momento. Pero ándate con cuidado: si recurres a estos chanchullos, ahora pueden cazarte.

Investigadores de la Universidad de Indiana han desarrollado una herramienta que permite descubrir si una cuenta de Twitter está gestionada por alguien de carne y hueso o si la ha dejado en manos de un robot. Por descabellado que parezca, el mismísimo departamento de Defensa de Estados Unidos –junto con la Fundación Nacional de Ciencias- ha sufragado el diseño de BotOrNot. ¿Y eso? Pues fíjate, a ellos les interesa más que a nadie, al parecer, acabar con los engaños de las redes sociales que contribuyen a la desinformación del ciudadano.

El funcionamiento de BotOrNot es sencillo. Esta herramienta está programada para analizar 1.000 indicadores distintos de la nómina de seguidores de un usuario, el contenido que este comparte a través de la red social y la información temporal. Todo ello en tiempo real. Después, en base a unos cálculos bastante complejos, es capaz de determinar si esta cuenta está siendo o no gestionada por un 'bot'.

“Hemos aplicado un marco de aprendizaje estadístico para analizar los datos de Twitter, pero la 'salsa secreta' está en el grupo de más de mil elementos predictivos capaces de discriminar entre los usuarios humanos y los robots sociales, basándose en el contenido, el calendario de sus tuits y la estructura de sus redes”, asegura Alessandro Flammini, investigador principal del proyecto.

Concretamente, se han servido de modelos estadísticos elaborados a partir de cuentas manejadas (adrede, claro) por robots. Y parece ser que están dando muy buenos resultados. Su índice de acierto es sumamente elevado. Casi infalible.

Un miedo atroz

Para la mayor parte de nosotros, los 'bots' son totalmente inofensivos. En ciertos momentos pueden llegar a ser un incordio, porque no contribuyen mucho a la conversación que digamos, pero nada que no podamos sobrellevar. No obstante, para las autoridades estadounidenses, estos sistemas automáticos se han convertido en todo un quebradero de cabeza.

Los investigadores al frente de BotOrNot están firmemente convencidos de que pueden poner en peligro la propia democracia, propagando noticias falsas que, en el peor de los casos, se convierten en virales. Si el tema es delicado, podría afectar incluso a la Bolsa, a los procesos electorales, o facilitar la ciberdelincuencia. De ahí su empeño en apoyar los esfuerzos para combatir la proliferación de elementos desinformativos.

No es la primera ocasión en que alguien se interesa por sacar a la luz las cuentas de Twitter gestionadas por bots. A finales de 2011, una clase de periodismo de The New School de Nueva York creó un sistema con este mismo objetivo. El profesor Heather Chaplin logró que los prestigiosos periodistas Aron Pilhofer y John Keefe colaborasen en la iniciativa, que pretendía establecer una serie de criterios para determinar qué cuentas estaban automatizadas.

A día de hoy, BotOrNot está aún en fase beta. Su algoritmo, basado en datos públicos que Twitter pone a disposición de todo el mundo a través de su API, aún está en pañales, y los investigadores que participan en el proyecto aún tratan de averiguar cuál es la mejor forma de desenmascarar a los robots que pululan por la red social del pajarillo.

No obstante, si te atreves, ya puedes acceder a la herramienta y poner a prueba a tus contactos ¿Seguro que no prefieres vivir en la ignorancia? Esa es la decisión que tú mismo tienes que tomar.

Publicidad