Dos internautas han demandado a Facebook por tomar el “contenido de las comunicaciones de los usuarios” para compartir los datos con terceros. La demanda está basada en una investigación de The Wall Street Journal, que en 2012 publicó una serie de artículos sobre la privacidad en la red social más popular del mundo.

La demanda afirma que Facebook accede a los mensajes privados que enviamos para recabar datos de gran valor comercial. Concretamente, los usuarios denuncian que la red de Zuckerberg “utiliza una combinación de software y escaneo humano para rastrear los mensajes privados” y vender los datos a terceros.

Según la demanda, Facebook no aclara suficientemente cuánta y qué información toma de sus usuarios al mandar y recibir mensajes, hacer búsquedas... Para ellos, la red social “escanea, extrae y manipula el contenido de los mensajes privados de sus usuarios, en conflicto directo con las garantías de privacidad y de control que se les suponen”.

No es la primera vez que las acusaciones de venta de datos afectan a Facebook. En 2010 se descubrió que la empresa de Mark Zuckerberg cedía en secreto información de los usuarios a sus anunciantes.