Puro postureo

Puro postureo

¿Cuánta verdad hay detrás de las publicaciones en las redes sociales?

Las redes sociales se han convertido en una adición y a la vez en una forma de vida para muchas personas cuyo día a día gira alrededor de los "likes" que consigan en sus perfiles sociales.

Somos mas felices en las redes sociales cuando hace buen tiempo
Somos mas felices en las redes sociales cuando hace buen tiempo | Sinc

Las redes sociales se han convertido en un nuevo espacio de relaciones. Según el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado, constituyen espacios de socialización, encuentro, intercambio y conocimiento entre los adolescentes.

Cada vez son más los menores que utilizan a diario las apps de mensajería y redes sociales para estar en continuo contacto, de ahí, que su uso vaya en aumento. Los adolescentes pasan nueve horas al día en las plataformas sociales y un 30% de ese tiempo es interaccionando en los medios de comunicación social.

La interacción virtual ocupa un tiempo excesivo en nuestros días. En España hay 39,4 millones de personas que se conectan a internet y 27 millones a redes sociales, en total un 92% conectadas a diario. Según un informe actual de Global Digital para We are Social y Hootsuite, el número de usuarios de Internet aumentó en 276 millones de enero a marzo de 2018, y de ellas 389 millones están activas en las redes.

Estar tan familiarizado con las nuevas tecnologías, y sobre todo ser tan activo en las redes, tiene aspectos positivos y negativos que hasta los más pequeños ya acusan. Un aspecto positivo a destacar es que los niños cada vez tienen mayor capacidad para utilizar las nuevas tecnologías y por tanto, desarrollan una capacidad ilimitada de aprendizaje.

El aspecto negativo según un estudio publicado en la revista Emotion es que navegar durante tanto tiempo por internet además de crear una dependencia al móvil, también provoca sentimientos de infelicidad y ansiedad entre los más jóvenes debido a las reacciones que sus publicaciones puedan generar entre sus seguidores.

A menudo los adolescentes miden su estado de ánimo en función de los likes que obtengan en su cuenta de Instagram, Faceebook o Twitter. Por eso, muchos de ellos se ven obligados a contar diariamente en sus perfiles sociales su día a día solamente para gustar a los demás y poder tener más “me gustas”. Pero no siempre lo que publican es lo que dicen, porque "lo único importante es salir guapos en la foto como si fueran influencers".

Verónica Tapia Sanz | Madrid | 27/07/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.