Es casi imperceptible, pero al hacer clic en los nuevos corazones de Twitter, el dichoso órgano vital emite unos pequeños destellos. Y, como es obvio, nada es casual. La red social de los 140 caracteres ha copiado esta técnica del mundo de los videojuegos para convertirnos unos adictos a los corazones.

Al hacer clic en un elemento y suceder algo bueno (el destello, en este caso; un cartel animándote, en el caso de juegos como Candy Crush), nuestro cerebro segrega dopamina, un neurotransmisor adictivo relacionado con reacciones positivas. Así, cuantos más destellos veamos, más nos gustarán.

Mientras tanto, los usuarios de la red social toman posiciones a favor y en contra de los corazones. Twitter se defiende diciendo que los usamos el 6% más que los FAVs.

Sin embargo, hay voces críticas –o nostálgicas-. Mientras los usuarios de Twitter siguen intentando digerir el polémico cambio de la estrella de ‘Favoritos’ por el corazón de ‘Me gusta’, las alternativas para volver a la normalidad siguen creciendo por doquier en internet.

Al igual que una extensión permite cambiar el nuevo corazón por cualquier ‘emoji’, la extensión para Google Chrome Fav Forever sustituirá de forma automática el corazón por la estrella: solo con instalarla, todo volverá a la normalidad.

Si bien este método no cambiará la denominación ‘Me gusta’ de lo que hasta ahora eran ‘Favoritos’, se trata de la forma más sencilla para tener en la pantalla el Twitter de siempre. Al menos, en el ordenador: en las aplicaciones tendrás que lidiar con los nuevos corazones.

Mientras tanto, ya hay usuarios de la red social que le piden a su CEO, Jack Dorsey, que deshaga el cambio. En concreto, una petición en Change.org que ya ha recibido casi un centenar de apoyos clama para que todo vuelva a ser como antes.