TecnoXplora » Redes Sociales

LA RED SOCIAL CAMBIA SU POLÍTICA DE DATOS DESDE EL 1 DE ENERO DE 2015

El contrato que firmas con Facebook ya se entiende al leerlo

Más breves, comprensibles y atractivos. Los documentos legales de la red social se modernizan desde el 1 de enero de 2015; y, esta vez, ojalá puede servir de precedente, entenderás lo que firmaste sin leer cuando te diste de alta en Facebook. Sus condiciones ya no están en 'legalés', el lenguaje de los abogados.

Ay, la fauna que inunda Facebook

TecnoXplora Ay, la fauna que inunda Facebook

Publicidad

Los términos y condiciones de las redes sociales suelen ser un auténtico jeroglífico. En blanco y negro, sin imágenes, con un lenguaje complejo y rebuscado, interminables... Perfectos para calzar un mueble y poco más: por eso pocos usuarios se molestan en leerlos. Imposible culparles.

Con Facebook, sin embargo, pronto se nos va a acabar la excusa. El 1 de enero de 2015, tras la duodécima campanada, entrará en vigor un cambio en los documentos legales de la firma que comanda Mark Zuckerberg. Las nuevas versiones de la 'Declaración de derechos y responsabilidades', la 'Política de datos' y la 'Política de cookies' ya son públicas, pero todavía pueden sufrir alguna modificación en base a las sugerencias (o críticas) de los usuarios.

No obstante, lo cierto es que hay poco de lo que quejarse. La revisión es más estética y organizativa que otra cosa: un nuevo y más moderno 'look', y sobre todo un esfuerzo por clarificar la información y traducir los términos en 'legalés' (el incomprensible idioma propio de abogados) que copaban los antiguos documentos.

Así lo admite Facebook en el correo con que anuncian este cambio: “Escuchamos a las personas que nos pedían una explicación más clara del modo en que obtenemos y usamos la información”. Por eso han aligerado todo lo anterior y han publicado una nueva guía interactiva ('Privacy Basics') que enseña al usuario todo lo que tiene que saber sobre privacidad: cómo eliminar su etiqueta de una foto, bloquear contactos o seleccionar los destinatarios de cada publicación.

Cambios en la privacidad de Facebook

El más importante de los documentos, precisamente el que hace referencia a los aspectos de privacidad, es el que ha sufrido la transformación mayor. La 'Política de datos' (antes 'Política de uso de datos') se muestra ahora menos amenazante, con un diseño mucho más claro, colorido y atractivo. Es, además, breve y concisa (al menos todo lo que puede serlo un documento legal).

La forma de organizar la información es completamente distinta: ahora responde a preguntas concretas, muy similares a las que formulamos en TecnoXplora cuando tratamos de aclarar los incomprensibles términos de Facebook y servicios tan populares como TwitterLinkedInGoogle. “¿Qué tipo de información recopilamos?”, “¿cómo utilizamos esa información?” o “¿cómo se comparte esa información?” son algunos de los interrogantes que despeja.

Cambios en la privacidad de Facebook

En lo tocante al contenido, las variaciones son menores. En la nueva versión se hace hincapié en los datos que recopilan al realizar compras a través de Facebook, que recientemente ha comenzado a incorporar el botón 'Buy' ('Comprar') en varios países. “Datos de pago como tu número de tarjeta de crédito o de débito y otra información sobre tarjetas, y otros datos sobre cuentas y autenticación, así como información de facturación, envío y contacto”, aseguran.

Además, amplían el nivel de detalle acerca de los datos que extraen de tu dispositivo: ahora sabemos, por ejemplo, que conocen el nivel de carga de tu batería y la intensidad de la señal para “asegurarnos de que nuestras aplicaciones funcionan correctamente en tu dispositivo”.

Y no podían completar la variación sin hacer referencia a las empresas que ha adquirido el gigante de internet en los últimos tiempos. Todas las menciones a Facebook han desaparecido, y ahora hablan de “servicios de Facebook”. Comparten información con WhatsApp e Instagram (de ida y vuelta), pero siempre “de conformidad con sus condiciones y políticas”.

Las seis últimas palabras lo dicen todo: por mucho que la red social haya actualizado sus políticas, tendremos que esperar a que WhatsApp modifique las suyas para conocer los verdaderos cambios. Ya va tocando. No han tocado ni una coma desde 2007.

Publicidad