La red social de moda es TikTok, y más ahora en estos días de confinamiento que poco a poco se están relajando más, en los que hemos consumido más contenidos que nunca de los dispositivos móviles. La sencillez de esta red social y su enfoque exclusivo a los vídeos cortos ha sido la clave de su éxito. Precisamente por eso, porque los vídeos son los auténticos protagonistas, es posible incluso colocar uno de estos como nuestra “imagen” de perfil, algo que en la práctica totalidad de las aplicaciones y redes sociales suele limitarse a una fotografía. Pues bien, hoy os contamos lo sencillo que es sustituir esta imagen por un vídeo, para darle así un aspecto más divertido y fresco a nuestro perfil.

Es muy sencillo cambiar foto por vídeo

Eso es precisamente lo que nos ofrece la red social a través de su app para nuestros móviles. Como es habitual, el perfil de usuario es el punto neurálgico de esta red social, y podemos integrar un vídeo dentro de ese círculo donde suele encajarse nuestra foto de perfil. Como es habitual estos cambios podemos hacerlos en los ajustes del perfil, a los que podemos acceder de manera rápida pulsando sobre el icono de “yo” en la parte inferior derecha de la pantalla, acompañado por un icono usuarios.

Seleccionando el nuevo vídeo para el perfil | Teecnoxplora

Una vez que hemos pulsado veremos una previsualización de la imagen de perfil, en la que podemos pulsar sobre el icono de un lápiz. Este nos sirve para poder editar la imagen que aparece como nuestro perfil, y por supuesto también para cambiarla por un vídeo y así contar con una interesante animación. Una vez que hemos pulsado para editar podemos elegir junto a la foto de perfil el botón de “añadir vídeo” desde el cual se va a abrir la galería de nuestro teléfono, ahora elegimos el vídeo que queremos añadir y lo editamos. Ya que el vídeo de perfil debe tener una longitud máxima, en el editor podemos elegir fácilmente el intervalo que se va a mostrar a través de una sencilla línea de tiempo.

Esa porción de vídeo que elijamos será la que se reproduzca cuando alguien acceda a nuestro perfil. Ahora solo queda confirmar la selección para que esta se convierta en nuestra “imagen” de perfil. Una vez que la hemos cambiado podemos volver a elegir otro vídeo de la misma manera, pulsando sobre el botón de edición junto a la imagen de perfil. Mientras tengamos un vídeo seleccionado este va a ser normalmente nuestro aspecto en el perfil, en el momento de no poder contar con un vídeo, se mostrará por defecto una imagen en nuestro perfil, con la que contáramos inicialmente en su momento.

Como veis es algo bastante sencillo poder editar el perfil para darle un toque mucho más fresco y divertido, con un aspecto muy diferente del que pueden tener nuestros perfiles en otras apps donde las posibilidades no son tan variadas como en el caso de TikTok, que predica con el ejemplo y convierte los perfiles también en un espacio original que dice mucho de nosotros más allá de una simple imagen.