Lo primero que deberás hacer será realizar la imagen desde la cámara del teléfono. Para hacer una foto panorámica, no olvides pinchar en modo de grabación y elegir Panorámico.

Conseguida ya la imagen, selecciona la opción de Compartir y pulsa en el logo de Instagram. A continuación te aparecerá la fotografía en la aplicación con forma cuadrada. Pincha en el botón de la parte inferior izquierda y cámbiala por su formato original. Pulsa recortar y listo.

No te asustes si al ir a Galería te aparece la imagen cuadrada. Pincha encima de la imagen y verás que la fotografía aparece en forma de panorámica.

Gracias a la última actualización de Instagram, ya no necesitaremos la ayuda de otras aplicaciones para poder subir este tipo de imágenes. Unas imágenes que, por cierto, resultan ideales para inundar nuestra cuenta de paisajes increíbles.