Twitter es una de las redes sociales que goza con mejor salud en la actualidad, se ha convertido para bien y para mal en ese lugar donde tantos millones de personas comparten sus pensamientos más inmediatos, sus opiniones y tantas otras cosas con un número limitado de caracteres. Y toda esa actividad que se puede ver en el Timeline puede convertirse en una de esas nubes de Hastags o tendencias que hemos visto en los últimos años en muchos medios. Hoy os proponemos una interesante herramienta que nos ofrece la posibilidad de convertir nuestro Timeline en la imagen de perfil de esta red social o cualquier otra.

Así pues crear una nube de palabras personalizada

Estas nubes no son nada nuevo, lo sabemos, pero si te habías preguntado cómo hacerla con el contenido de alguno de tus perfiles sociales, aquí tienes la respuesta. Y es que como es habitual, este tipo de contenidos se pueden generar de manera automática en base a una serie de datos basados en nuestra propia actividad dentro de la red. En esta ocasión nos centramos en una herramienta web, llamada statusdv, y que como su propio nombre indica está orientada a crear un estado con esas palabras clave que generamos en la red social.

Nube con nuestro Timeline | Tecnoxplora

Una vez que estamos dentro de esta web, tenemos una serie de parámetros sobre los que basar la creación de esta nube, que solo tiene de nube el nombre, porque vamos a poder personalizar lo más posible también el aspecto de esta. Para ello, una vez que entramos en la web, podemos elegir la fuente del texto que va a conformar la nube. Uno de ellos es el del Timeline de Twitter, otro los post de Facebook, y la tercera opción permite añadir el texto manualmente. En este caso se trata de introducir las palabras en las que se basará la nube.

Creando la "nube" de palabras | Tecnoxplora

En este caso hemos introducido en la búsqueda @Tecnoxplora para que se conforme la nube en base a los textos que aparecen en nuestro Timeline. Después toca elegir una forma, de entre las que hay de todo tipo, que ocuparán toda la imagen, o aquellas que adaptarán su aspecto al de un determinado dibujo, como un unicornio, un ave, la silueta de una mujer, hay decenas de ellos disponibles. Después nos toca elegir detalles como el color de la fuente, el patrón de colores de la fuente, o el color directamente del fondo. Una vez hayamos elegido todo, y ahí más ajustes disponibles, podremos pulsar sobre “Submit” y ver el resultado de esta nube de palabras.

Una vez creada la nube de palabras, vamos a poder compartirla en Twitter o Facebook, o también copiando y pegando la imagen. Si no te convence, puedes editar cualquier parámetro hasta que alcances un diseño que te satisfaga. Hay muchas alternativas posibles, y sin duda nos dan la opción de darle un aspecto completamente original a nuestra nube, con combinaciones infinitas de colores, formas, fuente del texto y demás componentes de cada una de estas nubes.