Twitter lo ha vuelto a hacer. El pasado sábado 8 de octubre, el usuario Seth Schneider (@TOSUBUCK) compartía con el mundo su orgullo al conseguir el extraño hito de lograr sacarse un selfie arrojando al aire su teléfono móvil a tiempo para chocar las manos.

Aplauso Selfie

Contra todo pronóstico, esta imagen borrosa y de poca calidad se convirtió en el origen de una nueva moda en las redes sociales. La instantánea en cuestión cuenta ya con casi medio millón de "Me gustas" y ha sido retuiteada por alrededor de 170 mil usuarios.

Difícilmente se podía prever el componente viral de este nuevo tipo de selfie, teniendo en cuenta lo peligroso que resulta para el correcto funcionamiento del teléfono el arrojar al aire el propio dispositivo (asumiendo incluso que haya que repetir la fotografía en varias ocasiones). Sin embargo, cientos de usuarios de todo el mundo se lanzaron a imitar la proeza de Schneider.

No sabemos cuánto durará esta nueva y arriesgada tendencia, pero lo cierto es que al propio autor de la hazaña le han salido duros competidores. Otros usuarios han conseguido realizar originales variaciones de su técnica, como por ejemplo bailar en vez de aplaudir o incluso desaparecer totalmente de la foto para que el móvil en el aire sea el único protagonista. Por suerte, muchos usuarios han optado por imitar a Schneider de una forma mucho más sensata: colocando un cojín bajo el teléfono.