La red social china se ha convertido en todo un fenómeno social en los últimos meses. Tiene el gran mérito de haber irrumpido con fuerza en un mercado en el que es realmente difícil establecerse, con gigantes como Facebook, Instagram o Snapchat. Pero ahí está, causando furor con sus vídeos de 15 segundos, que son su verdadera seña de identidad. Pero siendo una empresa china la que está detrás de la red social, no han tardado en aparecer las primeras suspicacias acerca de cómo gestiona la app los datos que recopila de sus usuarios. Suspicacias que ahora se han convertido en una demanda colectiva en el Estado de California, en la que se acusa directamente a TikTok de estar utilizando de manera poco transparente los datos de sus usuarios.

¿Qué hace TikTok con los datos de sus usuarios?

La demanda colectiva ha sido presentada en la Corte Federal de California la semana pasada, y en ella se acusa tanto a TikTok como a la empresa a la que pertenece, ByteDance de hacerse con los borradores de los vídeos que no se llegan a publicar de los usuarios sin el consentimiento de ellos, además de tener unas políticas de privacidad un tanto ambiguas. De esta demanda se desprende el temor de los demandantes de que estos datos recopilados por la red social podrían ser utilizados para identificar usuarios y rastrearlos en Estados Unidos. Según la misma demanda la firma china estaría utilizando estos datos en realidad para vender publicidad segmentada, orientada a diferentes tipos de usuarios según estas informaciones recolectadas.

Escribiendo en un smartphone | Photo by LinkedIn Sales Navigator on Unsplash

Una estudiante universitaria que reside en Palo Alto ha denunciado también a ByteDance, TikTok y Musical.ly por violar leyes federales de fraude informático. Suscitan mucho recelo las grabaciones en primer plano que hacen muchos usuarios, y que podrían ser recopiladas por la firma china para hacerse con los datos biométricos de estos usuarios, con el gran riesgo que esto supone. De hecho se sospecha que una vez que grabamos un vídeo y pulsamos el botón de “siguiente” estos se copian en varios dominios de la red social sin que los usuarios hayan dado su consentimiento.

Entre los datos que TikTok estaría recopilando de los usuarios ser encontrarían el número de teléfono, la dirección de correo electrónico, la dirección IP o la ubicación, lo que ya de por sí es inquietante, sobre todo cuando no cuentan con la autorización expresa de los usuarios. Algo a lo que damos pie aprobando las condiciones legales de la red social, que precisamente son las que denominan como ambiguas en esta demanda presentada en California. El crecimiento de TikTok a nivel mundial este año ha sido espectacular, acumulando ya hasta mil quinientos millones de descargas en las tiendas de apps.

La mayoría de redes sociales en mayor o menor medida utilizan los datos que recopilan sobre nosotros con fines que no siempre están demasiado claros, y en este caso, las sospechas aumentan en plena guerra comercial, en la que Estados Unidos ha dejado ya claro que no se fía nada de las empresas de aquel país y de cómo gestionan los datos y comunicaciones que pueden obtener del mundo occidental gracias a sus equipos de redes y apps como esta.