SEGÚN LOS PRONÓSTICOS DE LA UNIVERSIDAD DE MASSACHUSETTS

SEGÚN LOS PRONÓSTICOS DE LA UNIVERSIDAD DE MASSACHUSETTS

En 2098 habrá en Facebook más usuarios muertos que vivos

Cuando una persona muere, su usuario de Facebook no se elimina sino que existe la posibilidad de convertir su perfil en una especie de memorial. Teniendo en cuenta esto, el crecimiento de la red social así como su número de usuarios y la tasa de mortalidad de la población, en la plataforma podría haber más usuarios muertos que vivos en 2098.

Logo de Facebook en la arena
Logo de Facebook en la arena | Mkhmarketing vía Flickr

El ejercicio estadístico lo ha hecho Hachem Saddiki, estudiante de doctorado en Estadística en la Universidad de Massachusetts, quien ha trabajo en las cifras asumiendo que el crecimiento de Facebook se ralentice pronto y que la red social siga manteniendo la misma política respecto a los perfiles de la gente que fallece.

Saddiki estima que en 2098 ya habrá más usuarios muertos que vivos en la red social. Esto en el caso de que Facebook siga existiendo a las puertas del siglo XXII. Con el ritmo que ha llevado Internet desde sus inicios no parece probable que una web dure tanto tiempo, aunque las raíces de la plataforma parecen de lo más sólidas en estos momentos.

Hoy en día Facebook cuenta con alrededor de 1.500 millones de usuarios, pero está llegando a un punto de saturación. Saddiki se basa en esto para prever que el crecimiento se ralentizará pronto.

Los mercados desarrollados no pueden crecer mucho más y la oportunidad está en los países en desarrollo, donde hay una gran cantidad de población que aún no está en la plataforma. De ahí su proyecto ‘Free Basics’, para llevar conectividad a lugares sin recursos y de paso ofrecer Facebook como puerta de entrada la Red.

La otra premisa de la que ha partido Saddiki –que Facebook siga manteniendo su política respecto a los usuarios que fallecen– por el momento parece clara. No se sabe cómo va a actuar la red social en el futuro, pero en los últimos años la estrategia de la compañía ha tendido a convertir la plataforma en un reflejo de la vida de las personas.

Facebook es una herramienta para comunicarse, para estar en contacto con gente a la que no ves habitualmente y para compartir contenido con personas cercanas y no tanto.

Transformar el perfil de los fallecidos en una especie de memorial online permite que estas personas no salgan de Facebook al morir, sino que se queden como testimonio de su existencia. Es la misma función que cumplen los cementerios desde siempre, incluso –más recientemente–  los álbumes de fotos.

Por ahora la única manera de eliminar la cuenta de Facebook de una persona fallecida es que esta le haya dejado a otra su contraseña. Solo así se puede suprimir el perfil. La opción que da Facebook es nombrar a una persona como una suerte de ‘heredera digital’ para que pueda administrar ciertas áreas del perfil del fallecido, como la foto de fondo y la de perfil.

Para dar una idea del ritmo que lleva la red social en este terreno podemos recurrir a las cifras de Digital Beyond, una compañía especializada en la gestión del patrimonio digital de las personas muertas.

La empresa estima que este año morirán 970.000 usuarios de Facebook, comparados con los 580.000 que murieron en 2012 y los 385.968 que lo hicieron en 2012. Para sacar sus conclusiones Saddiki ha tenido en cuenta el número de usuarios de la red social, las perspectivas de crecimiento y la tasa de mortalidad de la gente que está dentro de la plataforma.

Pablo G. Bejerano | @pablogbej | Madrid | 19/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.