TecnoXplora » Móviles

NUEVO XPERIA, SEIS MESES MÁS TARDE

Xperia Z3: un Batman que combate solo pero con un montón de gadgets

Sony lanza una nueva versión de su gama Xperia Z cada seis meses, aproximadamente. Esto permite que los problemas se solucionen rápidamente, aunque también da una cierta sensación de obsolescencia. El Xperia Z3 es el último representante de la línea.

Sony Xperia Z3

Sony Sony Xperia X3

Publicidad

El Xperia Z3 fue presentado el pasado 3 de septiembre en la IFA de Berlín, apenas seis meses después de hacer lo propio con su predecesor, Xperia Z2, en el Mobile World Congress de Barcelona. Mientras que los rivales de Sony apuestan por una versión de sus busques insignia al año (Samsung distribuye sus Galaxy S y Galaxy Note en las mismas fechas, eso sí), los japoneses prefieren tener un único terminal de referencia que evoluciona cada seis meses.

La estrategia tiene sus peligros, y el principal es el de que los usuarios sientan que se hacen con un dispositivo que quedará obsoleto en poco tiempo. No es así, ya que en cualquier caso tendrá una vida útil de más de dos años, pues sus componentes (procesador de cuatro núcleos a 2,5 GHz, 3 GB de RAM, pantalla de 5,2 pulgadas con 1920 x 1080 píxeles de resolución y cámara de 20,7 megapíxeles) pueden dar guerra durante mucho tiempo. Y en este caso ha habido un cambio significativo en cuanto a diseño.

Xperia Z3 es tan continuista como lo fue Z2 en su momento, pero se nota que tiene personalidad propia. Recoge el pasado y lo adapta a un presente con bordes redondeados, menos marcos y el mismo cristal que se ha convertido en seña de identidad de los Xperia. Es el de siempre, vestido como nunca. No es el héroe que Gotham merece, sino el que Gotham necesita. Y lo que necesita la ciudad, que en este caso es Sony, es hacer ruido.

Sony Xperia Z3

Para ello cuenta con varias características llamativas y en general bastante útiles. Desde su primera encarnación ha resistido el agua y en esta tercera edición continúa con esta resistencia. Esto, unido a su cámara, hace que sea uno de los mejores teléfonos para hacer fotos acuáticas (aunque ya no apetezca tanto meterse al agua). En cualquier caso, la cámara es de las mejores que se puede encontrar en el mercado.

Por otro lado, Sony ha decidido (por fin) unir todos sus negocios y aprovechar el éxito de su consola PlayStation 4. Así, el Xperia Z3 se puede utilizar como pantalla para jugar a la PS4 (que será la que se encargará de mover todo, lógicamente). Habrá quien no lo utilice nunca, pero no es una de esas aplicaciones inútiles que se incluyen porque sí, desde luego.

Todo ello, en un nuevo cuerpo tan elegante como siempre, pero bastante menos aburrido. Además, es más ligero y más delgado que el modelo anterior, que resultaba ligeramente voluminoso. La pantalla no ha cambiado, algo que puede decepcionar a quienes esperasen 2K, pero que se agradece en autonomía: es de esos pocos teléfonos que llegan a los dos días de uso moderado. Posiblemente nunca volvamos a los tiempos del 3310, pero algo es algo.

Lo mejor (para Sony) es que su estrategia hace que el Xperia Z3 llegue en un momento en el que sus rivales ya llevan un tiempo en un mercado en el que seis meses son casi un cuarto de vida. Nadie quiere comprar algo viejo y lo nuevo es muy grande (Note 4) o de Apple (que, en el fondo, no es el enemigo para los fabricantes Android que no son Samsung).

El Xperia Z3, como Batman, está solo ante el peligro, tiene un cinturón lleno de gadgets y está en mejor forma que nunca. Ahora solo falta que los usuarios enciendan la batseñal.

Publicidad