Aunque hay diversos estudios que han medido la adicción de las personas a los dispositivos móviles, estos nunca han llegado a ser lo suficientemente precisos como para poder mostrar con detalle en qué emplean el tiempo detrás de la pantalla los usuarios. Ahora la Universidad de Stanford se ha marcado un ambicioso y polémico objetivo, el poder capturar nuestra actividad durante todo el día con miles de capturas de la pantalla de nuestro móvil. Pero todo tiene un motivo, y por supuesto, siempre con el permiso de los propietarios de esos móviles. El objetivo final de este estudio es crear algo similar a un genoma de la actividad móvil de los usuarios.

Capturas de pantalla cada cinco segundos

Como os decíamos, se han realizado cientos de estudios sobre el comportamiento de los usuarios a la hora de utilizar sus móviles. Pero en la mayoría de casos la metodología del estudio arroja resultados muy superficiales. Tanto como saber que los usuarios utilizan esta app, red social o página web, pero sin detalle alguno de cuál es la actividad real que se lleva a cabo en esos lugares con el móvil. En esos casos los resultados no son todo lo completos que podrían ser, en comparación con el estudio que ha comenzado la Universidad de Stanford.

Según MIT Technology Review, el estudio conseguirá ser mucho más minucioso que los anteriores al recoger toda la actividad que hacen los usuarios a lo largo del día. Y para ello no necesitan grabar continuamente la pantalla, sino hacer capturas de estas cada cinco segundos. Todo ello para generar un vídeo que desde Stanford han descrito como “Screenoma” un juego de palabras de pantalla y genoma. Porque eso es lo que quieren hacer desde la Universidad, crear algo similar al genoma digital de los usuarios, y obtener como resultado una imagen bastante precisa de los hábitos de estos.

Según han desvelado los propios investigadores en la revista Nature, "El mapeo del Screenoma humano puede ser una parte crítica y transversal de las soluciones y teorías sobre los desafíos sociales que involucran a los medios, desde noticias falsas hasta la adicción a los teléfonos inteligentes y las redes sociales y la salud mental". Por lo tanto con esta información se puede comprender mejor qué es lo que lleva a las personas a elegir un cierto tipo de informaciones sobre otras, a estar más horas de las necesarias delante del móvil y un sinfín de comportamientos que este estudio ayudará a esclarecer.

Por supuesto la Universidad de Stanford necesita del permiso de los usuarios para poder grabar la actividad de sus pantallas. Hasta el momento han sido ya hasta 600 los participantes de este estudio, que ha conseguido recolectar ya nada menos que 30 millones de “Screenomas” como el que podéis ver en el vídeo adjunto, donde se puede ver el resultado de la sucesión de capturas de pantalla de los móviles de cada uno de los usuarios que han participado en este interesante estudio que promete arrojar luz sobre nuestros hábitos con el uso del móvil.