Tan siquiera ha tenido que agotarse el plazo dado por la administración Trump a Huawei, que expiraba el próximo 19 de mayo, para que Estados Unidos termine con el veto a Huawei, que hoy al menos ha llegado oficialmente a su fin, al menos si tenemos en cuenta las palabras de Donald Trump desde Japón, donde ha asegurado que el veto ha terminado, aunque con matices. Pero lo más importante, es que las empresas norteamericanas podrán seguir vendiendo componentes y servicios a Huawei, lo que quiere decir que la firma china restaura la normalidad en uno de los temas más trascendentes a nivel tecnológico que habíamos conocido en los últimos tiempos.

Fin a un veto de consecuencias nefastas para todos

Tal y como hemos conocido gracias a Europa Press, Trump ha anunciado este cambio en la política por parte de su administración en la cumbre del G20 que se está celebrando en la ciudad japonesa de Osaka. Allí el mandatario norteamericano ha asegurado que las empresas norteamericanas pueden volver a tener relaciones comerciales con las empresas chinas que estaban dentro de la lista negra creada por el gobierno norteamericano. Esto quiere decir en el caso de Huawei que no habrá interrupción en los servicios de Google el 19 de agosto, tal y como se había adelantado el pasado mes de mayo.

Huawei P30 Lite | Huawei

Entonces, los móviles de Huawei no iban a poder ofrecer el sistema operativo Android en sus móviles vendidos a partir de esa fecha, y tampoco las apps de la compañía con sus servicios, sin los que es imposible poder utilizarlas. Ahora todo eso queda en papel mojado tras las declaraciones de Trump, aunque como el mismo ha apuntado, todo queda a merced de algunos flecos que puedan resolverse a su regreso a Estados Unidos. Pero en sus propias palabras "quieren enviar una tremenda cantidad de productos" que normalmente emplean los chinos en el desarrollo de sus productos. De esta manera, al menos de manera oficiosa porque no sabemos todavía cuándo quedará extinta la lista negra de firmas chinas, las aguas vuelven a su cauce en este tema tan importante para la firma china.

Las empresas norteamericanas, detrás de este cambio de postura de Trump

Ha sido el propio Presidente Trump el que ha asegurado que las firmas estadounidenses no estaban contentas con esta situación, de hecho habíamos conocido ya muchas reuniones y presiones por parte de estas a Trump, advirtiendo que podrían perder una gran cuota de negocio a nivel mundial si dejaban de trabajar con la firma china. En el caso de Google, habría dejado de contar con su sistema operativo en los más de 200 millones de móviles que vende al año Huawei, que es el segundo fabricante a nivel mundial por detrás de Samsung.

EMUI 9 en móviles Huawei | Huawei

Así que parece que la cordura ha vuelto a las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, con una decisión que beneficia a todos. A Huawei de forma evidente, y a Google y otros proveedores norteamericanos manteniendo su supremacía en el mercado con una cuota de mercado que se mantendrá intacta, al menos de momento.

¿Qué pasará ahora?

La normalidad debería ser la tónica dominante a partir de ahora en las relaciones entre Estados Unidos y China. Pero en el caso de Huawei no sabemos si la aceleración del desarrollo de su sistema operativo Ark OS tendrá consecuencias en decisiones futuras de la compañía, que podría optar por introducirlo poco a poco en sus móviles, y así estar preparada para otra posible crisis de este tipo.

Huawei P30 Lite | Huawei

De momento, la normalidad vuelve a la compañía, y sobre todo a sus usuarios, que ahora vivirán mucho más tranquilos en lo referente a este asunto de las actualizaciones de software de sus móviles con Android.