TecnoXplora » Móviles

NO SIN MI TECLADO (Y MI RATÓN)

Trabajar con tableta: ¿Surface, iPad o ninguno de los dos?

El iPad lleva casi un lustro en el mercado y ya nadie duda de que las tabletas tienen un hueco en la sociedad. No obstante, todavía son pocos quienes las prefieren a un portátil a la hora de trabajar.

 

Surface Pro 3

Microsoft Surface Pro 3 permite a los profesionales de diseño para hacer un gran trabajo desde cualquier lugar

Publicidad

Desde que Steve Jobs presentó el primer iPad hace ya cuatro años (en enero de 2010), los fabricantes se han empeñado en publicitar las tabletas como dispositivos perfectos para el trabajo. Sin embargo, la realidad es bastante diferente. Aún hoy hay pocos que sean realmente útiles para un trabajo de oficina... y no son precisamente los fabricados por la firma de Cupertino.

A falta de que los de la manzana presenten la versión correspondiente a 2014, que posiblemente veremos a finales de octubre, la última versión en vigor, el iPad Air, redujo su peso y adelgazó al mismo tiempo que mejoraba su diseño y aumentaba sus prestaciones. Pero no es suficiente. Y es que, por mucho que se empeñen iOS y Android, los entornos de trabajo todavía son de escritorio.

En los vídeos promocionales de las presentaciones todo queda muy bien: ejecutivos que parecen sacados de un anuncio de Benetton se ayudan de sus tabletas en las reuniones para mostrar gráficos o vídeos; los arquitectos más guapos del mundo visitan una obra en la que les falta utilizar la tableta para alicatar los baños; ingenieros con cuerpo de atleta visualizan los planos en tres dimensiones de un coche que no podría superar ni el mismísimo Homer Simpson. Pero en la vida real la gente es más fea y las tabletas sirven sobre todo para jugar a 'Candy Crush' o similares

Algunos, como los periodistas realmente lo tenemos fácil para trabajar con una tableta: al final, lo único que se necesita es un editor de texto y para eso vale cualquier terminal, ya sea iOS o Android. Un teclado siempre viene bien, pero también hay donde elegir en ambas plataformas. No obstante, a la hora de la verdad se notan los fallos. Eso sí, están cerca de poder sustituir a los portátiles y en casos de necesidad han cumplido con su tarea. No es lo mismo, pero sí algo bastante parecido.

Quienes sí lo están haciendo bien (aunque lo suyo les ha costado) son quienes tradicionalmente más han tardado en innovar: Microsoft. Y todavía más curioso es que fueron los primeros en lanzar un sistema operativo pensado para un mundo táctil, Windows 8, y sobreviven precisamente gracias a que no es obligatorio recurrir a él. Sí, es muy bonito, pero si las manos están en el teclado, la forma lógica (o, al menos, práctica) de interactuar con la pantalla es el ratón, no usar las manos.

Aquí es donde entra Surface Pro 3. Como dijimos en su análisis, es el mejor portátil que se cree tableta. Gran parte de la culpa la tienen un teclado que también hace las veces de funda y el mejorado lápiz 'inteligente'. De este modo, se saca lo mejor de la pantalla táctil y del mundo del escritorio.

Por el momento Apple no parece especialmente preocupada por esto. Al fin y al cabo, sus iPad se pueden utilizar para trabajar y hay quien se esfuerza por convencerse de que sirven para ello. Quien prefiera un ordenador tiene los MacBook Air que parece que regalen con el título de Periodismo (no es el caso, se lo aseguro). De todos modos, toca presentación y además una en la que no habrá grandes cambios a nivel de diseño. Es decir, lo nuevo estará por dentro o en los accesorios (Smart Cover fue la protagonista cuando llegó el iPad 2)... así que el iPad se podría terminar de convertir en una herramienta para trabajar muy pronto... y mucho antes de lo que le gustaría a Microsoft.

Publicidad