TecnoXplora » Móviles

MWC 2014 | LAS ALTERNATIVAS MÓVILES BARATAS

Los teléfonos de los que no habla nadie y por los que hablan muchos

En el Mobile World Congress no todo son pantallas curvadas, cámaras de decenas de megapíxeles y procesadores más potentes que el Gran Colisionador de Hadrones. También se presentan los teléfonos de las gamas más bajas del mercado que deben servir para comunicar en los países emergentes, donde hay muchos millones de usuarios.

ZTE Open C, en el MWC 2014 de Barcelona

TecnoXplora ZTE Open C, en el MWC 2014 de Barcelona

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 26.02.2014 17:15

El año pasado el protagonista indiscutible en este sector fue Firefox OS. Llegaba como una respuesta a los dispositivos Android de bajo coste y con el apoyo de operadores y fabricantes. Sin embargo, este año la impresión es la de que el sistema operativo de Mozilla todavía tiene mucho camino que recorrer y muy poco tiempo para hacerlo.

Al menos, se han sumado nuevos fabricantes a la plataforma, lo que puede suponer un empujón considerable. Además, teléfonos como ZTE Open C muestran que barato no tiene que ser necesariamente sinónimo de cutre. No es algo que aparecería en los sueños de Johnny Ive, pero tampoco estaría presente en sus pesadillas.

El problema (para Firefox OS, claro) es que este año se ha sumado un nuevo corredor a la carrera y ha decidido que lo de correr está muy bien, pero que él prefiere ir en moto. Y puede. Esta moto se llama Nokia X y el piloto, Android. Eso sí, es algo así como su hermano gemelo.

A estas alturas ya está claro que los Nokia con el sistema operativo de Google son una buena noticia para la industria. Aún hay que ver cómo responde el mercado, pero tienen potencial. Están en ese punto en el que pueden ser Messi o pueden ser Bojan, pero se les nota el acento argentino.

Lo que ha hecho Nokia no es fácil. Hace un año demostró que la gama baja puede ser atractiva y ahora ha decidido intentarlo en una escala de precios aún más baja. No mucho más (de hecho, una de sus preocupaciones ahora mismo debería ser diferenciar los Nokia X de los Lumia), pero ha bajado el escalón piscológico de los 100 euros. Y eso no es todo.

Nokia también ha conseguido llevar la conexión a internet a los terminales que cuestan menos que tres copas (la medida internacional de las cosas baratas). Por 29 euros, el Nokia 220 conectará a sus usuarios a internet. No se le puede pedir más. No hay que hacerlo.

Ahora hay que ver cómo acaba la carrera. Si es que termina. Nokia lleva la moto, pero Firefox OS se puede subir a un coche. Y eso, si no entra un tanque sin avisar. La industria se parece cada vez más al Mario Kart.

Publicidad