TecnoXplora » Móviles

BRILLANTE, EN LA LÍNEA DE SU PREDECESOR

Sony Xperia Z2: seis meses no son nada

Sony lanzó recientemente su Xperia Z2, el sucesor de un teléfono que llegó al mercado hace apenas medio año. Y, para bien o para mal, es tan bueno como su predecesor.

El Xperia Z2 es un pedazo de móvil... como su predecesor

Sony El Xperia Z2 es un pedazo de móvil... como su predecesor

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 27.05.2014 01:08

Tras el Mobile World Congress, el foco de la industria se centró en tres productos allí presentados: Galaxy S5, los nuevos relojes y pulseras de Samsung y los primeros Nokia con Android. Sony, que había presentado su nuevo Xperia Z2, no consiguió llamar la atención. El teléfono venía a sustituir al Xperia Z1, que se mostró por primera vez unos meses antes, en la IFA de Berlín, pero era (y es) demasiado parecido a su predecesor. Y, a pesar de ello, merece la pena.

El parecido entre Z1 y Z2 es uno de los principales problemas de este producto, por varios motivos. Para empezar, el primero es más barato, a pesar de ser prácticamente idéntico a nivel de diseño, cámara y, en menor medida, componentes. A Sony esto no debería preocuparle, en la medida en que pueda mantener el interés por los dispositivos más viejos.

Por otro lado, esta línea de renovación de la gama cada seis meses puede echar atrás a los clientes potenciales, que saben que el terminal por el que pagarán 689 euros (su precio oficial) será renovado antes de que caduquen la mayoría de productos de su despensa. No será obsoleto en absoluto, ya que sus especificaciones deberían dar un buen rendimiento durante un mínimo de dos años, pero siempre quedará esa sensación.

Ahora bien, aunque el contexto es importante (especialmente a la hora de entender las ventas del Xperia Z2), el teléfono es mucho más que eso. Al igual que Ortega y Gasset, es tanto él como sus circunstancias y tras analizar las segundas es hora de ponernos con el móvil en sí.

Contacto

Lo primero que destaca al ver un Xperia Z2 es el diseño. Se trata de un smartphone con personalidad y un aspecto inconfundible. Aluminio, cristal y plástico se combinan en su cuerpo para conseguir una imagen que lo distingue de cualquier otro terminal. No llega al nivel del HTC One M8, pero no es ni mucho menos la fea del baile. Y hasta podría competir con la reina si no fuese porque se pasa de sobrio.

Por desgracia, al cogerlo la cosa, como El Cigala, cambia. Se trata de un equipo pesado y voluminoso, con un marco difícil de justificar a estas alturas. Cuando la pantalla supera las 5 pulgadas, todo lo que no sean píxeles, sobra. Y el cristal de la parte trasera queda muy bonito, pero tras unos segundos de uso tiene más huellas dactilares que la base de datos de 'CSI: Las Vegas'. La industria abandona poco a poco este material y éste es uno de los motivos (el otro lo descubrirás cuando se te caiga un Z2 o un iPhone 4s al suelo).

Los seis meses que pasaron desde el lanzamiento de su predecesor le sentaron muy bien a la pantalla del Xperia Z2. La división de telefonía móvil de Sony suele aprovechar los avances de las otras ramas de la compañía y eso se nota. La pantalla, conocida como Triluminos Full HD de 5,2 pulgadas con motor de imagen X-Reality para móviles, está a un 'Rompedora de Cadenas' y un dragón de tener tantos títulos como Daenerys Targaryen. Lo bueno es que se traducen en una resolución magnífica y una visibilidad excelente hasta con luz directa.

Por dentro encontramos los componentes comunes a la gama alta de esta primera mitad de 2014: procesador Snapdragon 801 de cuatro núcleos (a 2,3 GHz, en este caso), 3 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento. No tiene mucho sentido entretenerse en su rendimiento, porque es sensacional. La memoria disponible, aunque aún es aceptable, comienza a quedarse corta, especialmente en los teléfonos que apuestan por la fotografía y el Z2 es uno de ellos.

La cámara de 20,1 megapíxeles solo es superada en fuerza bruta por los 41 megapíexeles de la del Lumia 1020. A cambio, en este terminal la lente no repercute en el diseño. De todos modos, aquí lo importante es el resultado final y en este caso depende mucho del modo. Como es normal, cuenta con un automático resultón y un modo manual más completo. El primero es más sencillo de utilizar, pero a cambio reduce bastante la calidad final de las imágenes; el segundo es más complejo (y los menús no ayudan), pero desbloquea el potencial del Z2. La grabación en 4K es uno de sus puntos fuertes... para quien necesite grabar en 4K.

Con todo, el Xperia Z2 es un teléfono sensacional, con un diseño sensacional en un cuerpo algo menos sensacional. Aguanta golpes, polvo y es sumergible y tiene una de las mejores cámaras del mercado. El problema es que su predecesor y su sucesor (salvo sorpresa), también.

Publicidad