Como le ocurre todos los años a Samsung, su nuevo Galaxy Note se ha filtrado al completo. Tanto es así que como suele ser habitual se conoce prácticamente todo no solo de sus especificaciones, sino también sobre su diseño, que se ha podido ver al completo y en vivo en diferentes filtraciones. La última de ellas nos muestra en una imagen real el diseño del teléfono, que hay que reconocer que va a ser muy atractivo, porque aunque sigue las principales tendencias del mercado, lo hace a su manera y con un aspecto de móvil de gran lujo. Lo ha hecho en un vídeo con el terminal en vivo.

Así es el Samsung Galaxy Note 20 Ultra

Este teléfono se ha filtrado en todo su esplendor mostrando su aspecto final, aunque lógicamente con alguna zona que no se puede mostrar por razones obvias antes de un lanzamiento. Ha sido el canal de Jimmy is Promo el que ha publicado este vídeo donde se muestra el teléfono en vivo, comparado con su predecesor, el Samsung Galaxy Note 10. Un móvil que visualmente nos ofrece un aspecto completamente distinto en su parte trasera, con una cámara con sensores parapetados en enormes lentes con biseles y bordes muy atractivos, que le sientan muy bien y le dan un aspecto ultra Premium.

 

Aunque como se puede observar en este vídeo, la “barriga” de este Galaxy Note 20 Ultra es una de las más gruesas que hemos visto en un móvil recientemente, y puede ser perfecta mente de la mitad del grosor del propio teléfono, podríamos definirlo como exagerado sencillamente. Entre los cambios que podemos ver en este nuevo modelo destaca el S Pen, que ahora se ubica en un lugar diferente del Note 10, tanto es así que en lugar de estar a la derecha del conector USB tipo C, lo encontramos en la parte izquierda. Aunque el S Pen es idéntico al de la anterior generación, de hecho se puede intercambiar uno con el otro sin el más mínimo problema.

Aunque no se aprecia demasiado, la pantalla tendrá un agujero similar al del anterior modelo, en el centro de la parte superior, y con un tamaño bastante contenido. Una pantalla que en este modelo Ultra será enorme, alcanzando nada menos que las 6,9 pulgadas, desde luego un tamaño muy grande, que supera a la ya de por si gran pantalla del Note 10, que llegaba hasta las 6.8 pulgadas. Por tanto se va a convertir en uno de los móviles más grandes del mercado sin lugar a dudas. Un teléfono que llegaría con el procesador Exynos 992 de última generación, así como una cámara de 108 megapíxeles heredada de los S20, una cámara selfie de 40 megapíxeles, grabación 8K, batería de 4500mAh y en definitiva las últimas tecnologías que se esperan de un ultra tope de gama como este. Una de las más llamativas sería la tasa de refresco de 120Hz en su pantalla, algo que comienza a ser imprescindible, al menos los 90Hz en móviles de la gama alta, e incluso de la gama media más alta.