EL MEJOR TELÉFONO DE SAMSUNG

EL MEJOR TELÉFONO DE SAMSUNG

Samsung Galaxy Note 4, el phablet que todos querrían imitar

Con su gama Galaxy Note, Samsung ha conseguido algo a lo que tal vez no estaba muy acostumbrada: ser la primera en llegar a un mercado. A pesar de ello, ha sabido no dormirse en los laureles.

Samsung Galaxy Note 4
Samsung presenta en la IFA el Galaxy Note 4 | Samsung

El Galaxy Note 3 fue una de las sorpresas del año pasado. Las versiones anteriores habían conseguido cierto éxito, pero con este terminal Samsung consiguió convertirse en la marca de referencia a la hora de buscar un phablet. Y es que, aunque ahora parezca algo obvio, hace tan solo unos meses no estaba tan claro que el mercado estuviese preparado para un terminal de 5,7 pulgadas. Ahora, sí. Y el Galaxy Note 4 que presentó en la IFA es ese terminal.

La compañía lo tenía fácil y, a la vez, difícil: solo tenía que coger lo que había y mejorarlo. Pero, claro, en el proceso debía tener cuidado para no romper nada. Lo han logrado: Galaxy Note 4 es, posiblemente, el mejor dispositivo que han hecho nunca.

La pantalla del nuevo Note conserva las 5,7 pulgadas y es sencillamente espectacular. Su resolución  Quad HD (2.560 x 1.440 píxeles) sorprende hasta en un mercado como el de hoy, en el que hasta el más tonto hace relojes (y muchos de ellos tienen unas pantallas impresionantes, pero eso es otro tema). Se ve bien en prácticamente cualquier condición y siempre con una nitidez que hace tan solo unos meses habría parecido inalcanzable.

Samsung Galaxy Note 4

Esta pantalla también consigue destacar gracias al diseño general del teléfono, que vuelve a ser una evolución sutil de lo visto hasta ahora. La parte trasera aún imita al cuero con un plástico que todavía es su punto más débil, pero el resultado es bueno. En el lateral, al igual que en el Galaxy Alpha, un marco de aluminio elegante que queda especialmente bien en el modelo negro (aunque, por supuesto, para gustos están los colores y en el Note 4 hay tres para elegir).

En lo que se refiere al rendimiento no hay sorpresas. Con un Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2,7 GHz y 3 GB de RAM no puede haberlas. El almacenamiento de base son 32 GB (ampliables mediante microSD), un cambio que es muy de agradecer. Su principal rival, iPhone 6 Plus, parte de los 16 y no puede aumentar esta cantidad.

De todos modos, aunque ambos terminales comparten categoría por tamaño, en realidad no deberían competir el uno con el otro. El iPhone 6 Plus, más que un phablet, es un iPhone más grande. Ojo, que esto no es necesariamente una desventaja, pero el Galaxy Note 4 sí está más preparado para aprovechar el tamaño de su panel.

Así, por ejemplo, encontramos la posibilidad de tener varias aplicaciones abiertas en pantalla al mismo tiempo. Multitarea de ventanas, como en el ordenador, que se acerca a la experiencia de sobremesa. No es lo mismo, claro, pero es un paso. Eso sí, tan solo hay algunas apps compatibles con esta función; no es posible usar cualquiera.

El otro gran culpable del phabletismo del Note es su lápiz capacitivo. Resulta curioso que un accesorio que recuerda a los tan lejanos tiempos de las pantallas resistivas (casi un lustro, que en años tecnológicos son varios eones) esté tan bien implementado. La mayoría de sus funciones son prácticas, pero lo mejor es que cuando no se utilizan, no molestan. Es un teléfono con lápiz, sí, pero no obiga al usuario a utilizarlo si no quiere hacerlo.

El problema, plástico aparte, es que la empresa coreana se toma muy en serio lo de que el Samsung Galaxy Note 4 sea un tope de gama y su precio de partida, 749 euros, hace que no esté al alcance de muchos (que es una forma positiva de decir que está al alcance de muy pocos). En cualquier caso, quien se lo pueda permitir quedará contento.

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid | 09/11/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.