REESTRUCTURARÁN TODA LA EMPRESA

REESTRUCTURARÁN TODA LA EMPRESA

¿Quo vadis, Sony? La marca podría dejar de fabricar smartphones y televisiones

En Sony lo tienen claro: necesitan ser una empresa “altamente rentable”. Y con la estrategia actual no lo están consiguiendo.

Sony podría dejar de fabricar teléfonos
Sony podría dejar de fabricar teléfonos | Sony

No corren buenos tiempos para Sony. Nada buenos. La que fuera una de las mejores compañías electrónicas del mundo está pasando por un momento, cuando menos, complicado.

¿Las razones? Básicamente dos: por un lado, la llegada de Apple y Samsung al terreno de los smartphones; por otro, la incorporación de multitud de fabricantes chinos al sector de las televisiones. Dos factores que han hecho que las ventas de Sony caigan en picado y la compañía atraviese algunos problemas.

Para el CEO de la compañía, Kazuo Hirai, la posible solución es sencilla, aunque drástica: dejar de fabricar smartphones y televisiones para minimizar al máximo las pérdidas. Parece que solo así la empresa podría reorganizar sus cuentas y centrarse en otros modelos.

De hecho, Sony podría estar planteándose la venta de sus divisiones de smartphones y TV. A lo sumo, la única posibilidad de no cerrar estos departamentos podría pasar por encontrar un aliado con el que compartir todas las tareas. Sin embargo, por ahora parece poco probable que encuentre a ningún tipo de socio que pueda contribuir a devolver la rentabilidad financiera a estas dos divisiones.

Sus objetivos: videojuegos y cámaras

Una vez desechos estos departamentos, la compañía se fija tres objetivos: los videojuegos, las cámaras y la industria del entretenimiento, tres sectores en los que parece que tradicionalmente les ha ido mejor y que, esperan, puedan consolidar su nueva etapa.

La decisión de Sony puede ser entendible e incluso acertada, pero lo cierto es que es sorprendente, sobre todo si tenemos en cuenta el tremendo y potencial negocio que supone todo lo que rodea al sector de los smartphones. Resulta llamativo que una compañía que en su momento liderase la innovación tecnológica pueda optar, simplemente, por echarse a un lado.

Sin embargo, hay una cosa que Hirai tiene clara: “Tenemos que ser una empresa altamente rentable. Nuestra estrategia se tiene que basar en generar beneficios para invertir y crecer”. Por eso, la nueva etapa de Sony implicará una reestructuración de todas sus unidades de negocio, que ahora funcionarán de una manera más independiente y tendrán una mayor autonomía a la hora de tomar decisiones.

Una filosofía muy 'startupera' que el CEO de la compañía espera que acabe dando buenos resultados. Dentro de un tiempo sabremos si este nuevo rumbo ha supuesto una etapa feliz en Sony o si, por el contrario, acaba agravando aún más su situación.

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 30/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.