Llevamos ya meses escuchando informaciones acerca del lanzamiento de los nuevos iPhone 12, los teléfonos de Apple que llegarán en 2020 más allá del iPhone SE presentado el pasado mes abril. Unas informaciones que entre otras cosas nos anticipan un posible retraso del lanzamiento de estos dispositivos como consecuencia de todo lo que ha ocurrido con el COVID-19 en todo el mundo, y que sigue estando muy presente en varios mercados mundiales. Esta vez hablamos de nuevo de esos retrasos, pero con más fundamento, porque hemos conocido la fecha en que estos nuevos teléfonos entrar en producción, y comparando con otros años deberíamos esperar un retraso en la llegada de estos modelos al mercado.

Entran el próximo mes en producción

No son nuevos los rumores acerca de la dificultad de Apple para poder llevar en tiempo el lanzamiento de los nuevos iPhone 12. En el día de hoy hemos conocido que la producción de los iPhone 12 Max y iPhone 12 Pro empezarán en el mes de julio o agosto, así al menos están planeados ahora mismo. Esto quiere decir que la producción de ambos teléfonos comenzaría un mes más tarde de lo habitual si lo comparamos con otros años. Por tanto sería bastante lógico esperar que ambos teléfonos lleguen al mercado más tarde de lo normal.

iPhone 11 Pro Max | Photo by Felipe Santana on Unsplash

En el resto de terminales de la gama de iPhone 12 tendríamos un retraso aún mayor, porque para los iPhone 12 y iPhone 12 Pro Max la entrada en producción se retrasaría hasta el próximo mes de agosto o septiembre, eso añade otro mes adicional a los plazos habituales de estos modelos. Por tanto es de esperar que aunque se presenten los cuatro teléfonos para el próximo mes de septiembre, sea en octubre cuando lleguen a las tiendas los iPhone 12 Max y iPhone 12 Pro, mientras que los iPhone 12 y iPhone 12 Pro Max llegarían en el mes de noviembre, dos meses después de haberse presentado, y justo antes del comienzo de la campaña navideña.

iPhone 11 | Photo by Cristian Musolino on Unsplash

Por tanto es de esperar que los teléfono de Apple se hagan de rogar tras su presentación algo más de tiempo de lo que hemos visto en anteriores generaciones de los teléfonos. Lógicamente en este retraso tiene mucha culpa el COVID-19, que ha infringido mucho daño a la cadena de suministro de los de Cupertino. Recordemos que durante el pasado mes de febrero y parte de marzo muchas fábricas y proveedores de Apple tuvieron que cerrar sus puertas para evitar la propagación del virus en el país asiático. Además Apple tuvo que cerrar todas sus tiendas en varios países durante este tiempo.

Por tanto es lógico pensar que lo menos que le podría pasar a Apple con lo ocurrido todo este año era el retraso del lanzamiento de sus productos estrella. Aunque como os hemos comentado, en plena pandemia y confinamiento han conseguido lanzar al mercado su esperado iPhone SE de 2020. Veremos qué ocurre con los iPhone 12, pero seguro que sus seguidores se conforman con conocer todas sus novedades en la primera o segunda semana de septiembre.