TecnoXplora » Móviles

¿HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LUMIA?

Prestigio llega a España: Windows Phone ya no es sólo cosa de Nokia

Prestigio muestra sus nuevos terminales Windows Phone 8.1, los primeros no fabricados por Nokia que llegan a España. Van a por la gama baja, pero no quieren competir con la gama Lumia, sino complementarla. Por lo pronto, ofrecen especificaciones correctas, doble SIM y bajo precio.

Windows Phone

Guillermo del Palacio Windows Phone en un dispositivo móvil

Publicidad

El sistema operativo de Microsoft, Windows Phone, ha conseguido hacerse con la tercera posición del mercado (y luchar por recortar distancia con la segunda) gracias a la gama Lumia de Nokia. Especialmente, por sus terminales baratos y de gran rendimiento, aunque con hueco para algún que otro dispositivo de calidad.

Sin embargo, ningún otro fabricante se ha arriesgado a lanzar un Windows Phone en los últimos años... hasta ahora. La empresa polaca Prestigio ha desembarcado en España con dos terminales de bajo precio, Multiphone 8500 Duo y Multiphone 8400 Duo.

La estrategia de la compañía es parecida a la que en su momento empleó Nokia: ir a por quien no quiere gastar mucho dinero en su teléfono. Windows Phone ofrece un gran rendimiento con unos componentes que en Android darían una experiencia poco fluida (que es una forma educada de decir 'frustrante hasta la desesperación').

Nokia Lumia con Windows Phone

El problema al que se enfrenta Prestigio (y cualquier otro fabricante) es que Nokia ya está en la gama baja y cuenta con el apoyo de Microsoft. Los de Redmond, como es lógico, están encantados de que lleguen nuevos socios, pero hasta que se asienten no pueden dejar de lanzar teléfonos para mantener viva su plataforma. Y esto hace que los fabricantes únicamente se acerquen con cautela. Lograr el equilibrio es la clave.

Multiphone 8500 Duo y 8400 Duo tratarán de competir con los Lumia con una oferta más completa. No tienen la mejor cámara (8 megapíxeles) ni el mejor diseño (aquí no hay discusión), pero no son malos. El rendimiento, en teoría, será mejor gracias a sus procesadores de cuatro núcleos a 1,2 GHz, si bien el modelo de 4 pulgadas, 8400, va algo justo de RAM (512 MB, la mitad que el 8500). También hay diferencias en la calidad de la pantalla y el almacenamiento disponible (4 y 8 GB).

Según explicó la firma en la presentación de los terminales en Madrid, son conscientes de sus limitaciones y lo que intentan es ofrecer un producto redondo en el que la media sea buena. Hay otros que son mejores en algunos aspectos, pero ellos no son malos en nada. A primera vista, podría ser cierto.

Windows Phone

Lo que está claro es que entre Microsoft y Nokia han demostrado que hay otra forma de vender móviles de gama baja. Prestigio ha seguido las líneas de sus productos y esto se nota en un diseño menos llamativo y elegante que el de los Lumia, pero tampoco descuidado. Su precio, aproximadamente 80 y 149 euros (depende del distribuidor), y la posibilidad de utilizar dos SIM en ambos hacen que sean, como poco, opciones a tener en cuenta. No es mucho, pero ya es más de lo que pueden decir muchos Android del mismo rango de precios.

El siguiente paso que debe dar Microsoft es hacer comprender a los fabricantes que con su sistema operativo no deben competir entre ellos, sino tratar de comerle la tostada a Android. Terminales como el Moto G se lo ponen algo complicado, pero no dejan de ser una oferta diferente y atractiva gracias a una plataforma tan visualmente llamativa como Windows Phone. Después podrá llegar el asalto a la gama alta. Porque tal vez Prestigio no dé 'prestigio' a Windows Phone, pero sí argumentos. Y ahora mismo es lo que necesitan.

Publicidad