TecnoXplora » Móviles

NADIE GANA A MEDIO NI LARGO PLAZO

A LG se le pone cara de HTC: su división móvil no para de palmar dinero

El negocio de fabricar smartphones es duro, y mucho. Salvo Apple, Samsung y ahora Huawei, nadie gana dinero a medio ni largo plazo con esta industria. Y el siguiente que podría bajar los brazos es LG.

LG

Agencias LG

Publicidad

Más allá de trimestres con saldos a favor, no importa en qué fabricante piensen: todos pierden efectivo a final de ejercicio. HTC, Microsoft, Sony, Xiaomi, Lenovo… E incluso LG, un verdadero gigante tecnológico cuyos smartphones están empezando a suponerle un agujero cada vez mayor en el monedero.

La insistencia de la compañía por hacerse con un papel lo suficientemente relevante en la industria móvil puede tener mucho sentido desde el punto de vista estratégico, ya que el negocio a futuro pasa por hacer más sólido el ecosistema, y el mejor punto de partida es el smartphone. A partir de ahí pueden venir electrodomésticos conectados, televisores... Pero desde el punto de vista operativo y de negocio puro y duro, la decisión es terrible.

En el último trimestre, LG ha perdido 400 millones de dólares. Si no contásemos a su división móvil, hubiese tenido unos beneficios por valor de 188 millones. Lo peor es que los resultados podrían haber sido aún peores de no ser por las fuertes ventas del LG V20, y eso es negativo porque afecta al LG G5, que siendo la estrella de la marca ha logrado unas cifras de venta “muy débiles”.

De hecho, la empresa ya está promocionando el lanzamiento del G6, en el cual renunciará al concepto modular que tanto dinero le ha hecho perder. Las ventas totales llevan varios ejercicios cayendo, y ya lleva menos de catorce millones trimestrales.

Esta tendencia recuerda a la que ya vimos en su momento con HTC, quien ha tenido que hacer unos duros recortes para poder mantenerse a flote y ha empezado a diversificar su negocio a través de los wearables o la realidad virtual. LG tiene la suerte de contar con varias patas en el negocio, pero antes o después tendrá que elegir: salvo un milagro de los que no suelen ocurrir en una industria cruel, le queda o seguir financiando a fondo perdido un segmento que cada vez le pone en peores problemas, o dar por finalizada una etapa como antes o después tendrán que hacer varios fabricantes en pérdidas. Susto o muerte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Todos los rumores sobre el Samsung Galaxy S8

 

Publicidad