FINANCIADA A TRAVÉS DE KICKSTARTER

FINANCIADA A TRAVÉS DE KICKSTARTER

La pila que se carga en menos de 30 segundos

¿Te imaginas cargar una pila en apenas medio minuto? Pues ya puedes, gracias a este invento financiado en Kickstarter.

Pila carga rápido
La pila que carga en menos de 30 segundos | Agencias

Es uno de los quebraderos de cabeza más comunes: cargar una batería de la manera más rápida posible. Esta preocupación se hace especialmente palpable en el móvil, con el que ideamos un sinfín de estrategias (algunas nada efectivas) para conservar la batería de nuestro dispositivo.

En este sentido, por suerte, la tecnología va avanzando, ya que cada vez disponemos de baterías más resistentes. Microsoft, por ejemplo, ya ha anunciado el desarrollo de una batería de smartphone que podría ser cargada una sola vez a la semana. Pero, ¿qué hay del resto de herramientas que suministran energía a nuestros dispositivos?

Un caso paradigmático es el de la pila alcalina, a la que, pese a haber convivido décadas entre nosotros, nunca le hemos proporcionado ningún desarrollo significativamente revolucionario para alargar su vida útil, más allá de métodos de dudosa credibilidad científica como congelarlas unas horas antes de reutilizarlas.

Una pila que se carga en 30 segundos

Sin embargo, hay una persona que se ha propuesto no solo darle más vida a las pilas, sino, además, cargarlas de manera inmediata. Se trata de Shawn West, un estadounidense que ha creado una pila que podrá ser cargada cuantas veces queramos y, además, muy rápidamente.

El invento de Shawn se basa en una pila alcalina de litio, a la que acompaña de un cargador muy especial: se trata de un condensador de iones de litio, que, conectado a una pila alcalina común, le proporciona una mayor energía y la carga en menos de 30 segundos.

El valor añadido es, por tanto, no solo en el hecho de poder recargar una pila en apenas medio minuto, sino también en el hecho de que esta pila pueda ser recargada cientos de miles de veces e incluso siga funcionando aunque se prescinda de ella durante un largo periodo de tiempo.

Con ello, Shawn mata dos pájaros de un tiro: por un lado, ofrece una carga rápida y efectiva; por otro, vence a la temida y famosa obsolescencia programada, ya que presume de que sus pilas pueden ser usadas cientos de miles de veces.

18.956 dólares en Kickstarter

Como todo buen americano, una de las primeras cosas que hizo Shawn West tras comprobar la efectividad de su pila y su cargador fue pedir ayuda financiera. Para ello, inició una campaña de crowdfunding en Kickstarter, la plataforma más grande del mundo en materia de financiación colectiva, con el objetivo de conseguir el dinero suficiente para poder llevar a cabo el desarrollo.

Y por ahora las cuentas no le han salido nada mal, la verdad. Una vez terminada la campaña, el inventor consiguió nada menos que 18.956 dólares, procedentes de 391 personas que fueron aportando dinero para que el proyecto de Shawn se convierta en realidad.

A partir de ahora, a este joven americano solo le queda lanzar el producto y hacer efectiva su promesa principal: que su pila ahorrará mucho dinero a sus usuarios.

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 21/08/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.