TecnoXplora » Móviles

SU PANTALLA, A MEDIO CAMINO ENTRE EL IPAD MINI RETINA Y EL IPAD AIR

LG G Pad 8.3: ¿hay vida más allá del iPad?

Si en el mercado de los teléfonos inteligentes hay una enorme oferta de dispositivos de calidad entre los que elegir, en el de las tabletas las opciones son bastante más limitadas: iPad Air o iPad mini. Por detrás, una serie de terminales más económicos pero que apenas pueden competir con las niñas bonitas de Apple. Pues LG no solo ha decidido ir a por ellas, sino que, además, va a jugar el partido en su campo, el del diseño.

LG Pad 8.3 quiere convertirse en una alternativa a las "niñas bonitas" de Apple

TecnoXplora LG Pad 8.3 quiere convertirse en una alternativa a las "niñas bonitas" de Apple

Publicidad

La primera pregunta es obvia: ¿está a la altura esta tablet de los iPads? Pues sí, lo está. Ahora bien, si es más o menos bonito que el iPad deberá decidirlo cada usuario. Lo importante no es si 'La última cena' de Leonardo da Vinci es mejor que el David de Miguel Ángel, lo importante es ser lo suficientemente bueno como para tener una tortuga ninja con tu nombre. Y LG lo consigue.

En general, el acabado es el de un producto de gama alta, aunque su precio, 299 euros, no lo sea. LG, fabricante de los dos últimos teléfonos Nexus de Google, ya sabe lo importante que es conseguir esto y ha aplicado sus conocimientos. El diseño combina policarbonato y aluminio de forma elegante y sobrio, pero sin resultar aburrido. La colocación de los altavoces en la parte trasera tiene su peligro, porque en determinadas posiciones se pueden tapar, pero si aprendemos a usarla cumplen su cometido al tiempo que ponen su granito de arena en conseguir este aspecto.

La pantalla de 8,3 pulgadas también está a gran nivel, algo que no debería sorprender a quienes hayan seguido la trayectoria del fabricante coreano en los últimos tiempos. Solo hay una oportunidad para causar una buena primera impresión y la pantalla, como un apretón de manos firme, hace mucho.

De todos modos, eso no es todo. Está claro que el G Pad 8.3 es una cara bonita, pero si algo nos han enseñado los actores de la saga 'Crepúsculo' es que con eso no basta. El interior también tiene mucho que decir, ya sea en forma de talento o de componentes.

No se puede decir que aquí la tableta se lleve el primer golpe, porque cumple, pero la diferencia sí es palpable. En general, el rendimiento es más que correcto y todo funciona de forma fluida, pero cuando se inicia una aplicación más exigente (y muchos juegos lo son), se pueden notar pequeños saltos.

A cambio, hay que destacar los 16 GB de almacenamiento que, si bien no resultan sorprendentes, sí que son de agradecer en una época en la que los recortes también llegan al sector de la tecnología. La tableta tiene un precio muy ajustado y seguro que LG tuvo la tentación de ajustarlo más (o aumentar su margen de beneficio) y dejar la memoria interna en tan solo 8 GB. Sea como fuere, el hecho es que hay espacio de sobra para aplicaciones y, a diferencia de las tabletas de la manzana, el contenido multimedia se puede almacena en tarjetas microSD.

La capa de personalización sobre Android no es especialmente destacable, aunque al menos no molesta. Las aplicaciones preinstaladas no resultan del todo inútiles y, sobre todo, no son invasivas. El desbloqueo de pantalla con dos pequeños toques sobre ella es más curioso que efectivo (cuando dos toques parecen la retransmisión por código Morse de las obras completas de Gabriel García Márquez es que algo no funciona correctamente) y la posibilidad de tener dos apps abiertas al mismo tiempo en pantalla resulta práctica, pero está limitada a muy pocos programas.

Por lo demás, como suele ocurrir con las tabletas, no hay mucho que destacar. Tiene dos cámaras, sí, que sirven para lo mismo que todas: parecer estúpido al hacer una fotografía y realizar videollamadas. La calidad en el primer caso es mediocre (afortunadamente, porque puede evitar que hagas el ridículo) y en el segundo todo lo correcta que debe ser.

Entonces, ¿puede LG G Pad 8.3 convertirse en una alternativa seria al monopolio del iPad? Ahora mismo posiblemente no, porque no cuenta con el apoyo de una tienda de aplicaciones tan completa como la de Apple. Sin embargo, es casi 100 euros más barata que el iPad mini Retina y está casi 200 por detrás del iPad Air. Además, su tamaño está justo entre ambas, por lo que no compite de forma directa con ninguna de ellas. Por lo tanto, LG puede tener mucho que decir en este mercado en el futuro.

Publicidad