Esta semana del extinto Mobile World Congress deberíamos haber conocido todas las novedades de LG respecto de sus lanzamientos de móviles, en una presentación que se habría celebrado el pasado domingo. Así que siendo el primer gran fabricante que anunció que no asistía a la feria por el coronavirus, ha sustituido esa presentación por una serie de anuncios corporativos con los nuevos móviles que ha ido lanzando al mercado. Estos días hemos conocido varios móviles de gama media de la firma coreana, y ahora por fin nos ha presentado a su tope de gama, el nuevo LG V60 ThinQ. Anuncio con el que se certifica la muerte de la serie G, que es la que se venía presentando en estas fechas, salvo que a lo largo del año tengamos sorpresas en este aspecto y novedades.

Características del LG V60 ThinQ

Como os podéis imaginar, de este dispositivo podemos esperar las mejores especificaciones para un móvil Android en la actualidad. Como es habitual en esta marca, la pantalla es uno de sus puntos fuertes, en este caso con un tamaño muy grande de 6.8 pulgadas, y resolución Full HD+ con tecnología P-OLED, en este caso la resolución no es tan alta como en anteriores modelos. El procesador con el que cuenta es el más potente de la actualidad, el Snapdragon 865 que montarán todos los topes de gama de Android en los próximos meses, por lo que aquí podemos esperar el máximo rendimiento.

LG V60 ThinQ | LG

Es importante que junto con este procesador tenemos también el módem X55 de Qualcomm, que le permite a este teléfono contar con conectividad 5G. La memoria RAM es de 8GB, mientras que el almacenamiento interno es de 128GB o 256GB ampliables mediante tarjetas microSD hasta los 2TB. Detrás la cámara de fotos es triple, contando con un sensor principal de 64 megapíxeles, otro ultra gran angular de 13 megapíxeles y un sensor de profundidad, un aspecto que nos sorprende, porque hemos visto móviles gama media de la empresa coreana con más sensores.

La doble pantalla del LG V60 ThinQ | LG

Delante la cámara de fotos es de 10 megapíxeles. En cuanto a la conectividad viene con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, GPS + GLONASS, conector USB Tipo-C, y jack 3,5 mm. Además tiene NFC, para poder hacer pagos móviles en miles de establecimientos. Una de las grandes mejoras de este modelo respecto de sus predecesores es la de la batería, que tiene un tamaño de 5000mAh y que es compatible con la carga rápida Quick Charge 4+. Por tanto estamos ante la batería más grande que hemos visto nunca en un tope de gama de los coreanos.

Uno de los aspectos destacados de este móvil es el sonido, ya que cuenta con la misma tecnología de procesamiento de audio que encontramos en los televisores OLED de LG, con el LG 3D Sound Engine. También integra “Voice Bokeh” para separar la voz del usuario del ruido ambiental y así poner el foco en las palabras. Además estrena grabación de vídeo en 8K, como hemos visto recientemente en los Samsung Galaxy S20. También es compatible con la doble pantalla que hemos conocido en los G8s. De momento LG no ha desvelado su precio, pero se sabe que se pondrá a la venta en Europa el próximo mes de abril en color blanco o negro.