La firma surcoreana sigue lanzando nuevos dispositivos para la gama media, cada vez con mejores características, diseño más atractivo y sobre todo un precio muy ajustado. Un teléfono que sigue con la línea de diseño más extendida en la gama media de la firma este año, con cámaras rectangulares y formato todo pantalla con agujero en ella para la cámara frontal. Un móvil que llega con un precio bastante ajustado y que sin duda se va a convertir en uno de los dispositivos mejor vendidos de la firma.

Características del Samsung Galaxy A21s

Estamos hablando de un teléfono que se encuentra en la zona más baja de la gama media de la firma, solo por encima del A10, pero que a pesar de ello ofrece unas características muy interesantes. Empezando por una pantalla de 6.5 pulgadas, que no tiene borde alguno y sí un agujero en la esquina para la cámara de fotos. Esta pantalla es de tecnología AMOLED y cuenta con resolución HD+. El procesador con el que llega no está muy claro, funcionando a una velocidad de 2.0GHz, que probablemente será un Exynos. Este viene acompañado en distintas versiones de 3GB, 4GB o 6GB de memoria RAM, mientras que el almacenamiento interno llega a estar disponible tanto en 32GB como 64GB ampliables mediante tarjetas microSD.

Samsung Galaxy A21s | Samsung

Un teléfono que no renuncia a pesar de su precio a una cámara de fotos con cuádruple. Con uno principal de 48 megapíxeles, otro de 8 megapíxeles ultra gran angular, otro de 2 megapíxeles macro y otro de 2 megapíxeles de profundidad para hacer buenos retratos con desenfoque. En la parte delantera, en el agujero de la pantalla, tiene una cámara de 13 megapíxeles. Por tanto es un teléfono que en el apartado fotográfico cuenta con excelentes características, sobre todo si tenemos en cuenta el precio tan ajustado con el que ha llegado al mercado. Otro aspecto en el que destaca este teléfono es en la batería, ya que es una de las más grandes de su categoría.

Esta nos ofrece una capacidad de 5000mAh, y es compatible con carga rápida de 15W. Un teléfono que llega al mercado en color negro, blanco, azul y rojo, con un precio de 200 euros, lo que es muy ajustado para un móvil de estas características, del que a falta de conocer su procesador, del que se especula que pueda ser un Exynos 850, desde luego que podemos considerarlo como un terminal de lo más interesante. Si lo comparamos con el Galaxy A21, vemos que las principales novedades residen tanto en la cámara, que ahora cuenta con un sensor principal con mucha más resolución, así como en la batería, que aumenta también su capacidad. Por tanto es una gran evolución que además conserva un precio muy interesante para su gama. Ahora falta saber si lo veremos a la venta en España, algo que no sería de extrañar, teniendo en cuenta que se trata de una configuración más ajustada a lo que se espera en un mercado como el nuestro.