La firma nórdica ha presentado un nuevo móvil, que recupera una de las denominaciones de sus antiguas gamas, pero que ahora llega con un aspecto totalmente distinto. Se trata del nuevo Nokia C1, un teléfono que podría entenderse como la nueva generación del Nokia 1, aunque llega con una serie de características que hacen de este teléfono un móvil algo más limitado, y que puede que no lleguemos a ver en Europa. En cualquier caso vamos a conocer sus características, entre las que nos llama la atención que es un móvil que cuenta solo con conectividad 3G en lugar de 4G como suele ser habitual en un smartphone.

Características del nuevo Nokia C1

Este es un móvil que se acaba de presentar en el continente africano, y que en un principio está orientado al mercado de países emergentes, donde las redes móviles no son tan potentes y donde las necesidades de los usuarios son más asequibles. Se trata de un teléfono que según Nokia supondrá la primera incursión de muchos usuarios en el mundo de los smartphones, dejando atrás los conocidos como “feature phones” Este nuevo Nokia C1 nos ofrece una pantalla de 5,45 pulgadas, con resolución FWVGA+, por lo que tiene una relación de aspecto algo más alargada de lo habitual. Además cuenta con un procesador de cuatro núcleos a una velocidad de 1.3GHz.

Nokia C1 | Nokia

Como es habitual en los móviles con Android GO, su memoria RAM es de solo 1GB, y en este caso el almacenamiento interno es de 16GB ampliables mediante tarjetas microSD. Por tanto estamos hablando de un rendimiento bastante limitado a priori. La cámara de fotos trasera cuenta con un sensor de 5 megapíxeles, mientras que delante también tiene otro de la misma resolución, además cuenta con flash LED en ambos lados. Cuenta con un botón físico específico para activar el asistente de Google en la parte izquierda del teléfono. Respecto de la conectividad, cuenta con un puerto microUSB y Dual SIM.

Nokia C1 | Nokia

También con un mini Jack de auriculares, así como radio FM, bluetooth 4.2, GPS y Wifi, solo compatible con los 2.4GHz. Sin duda su gran lastre es que solo cuenta con conectividad 3G, por lo que su uso con datos se ve bastante limitado. Un teléfono que como podéis imaginar llega al mercado a un precio realmente ajustado, de solo 54 euros al cambio, muy en el estilo del precio de otros móviles con Android GO como sistema operativo. Decíamos que el rendimiento de este teléfono a priori podría ser limitado, pero si tenemos en cuenta que tiene Android GO como sistema, entonces sí que podemos considerar que su desempeño va a estar a la altura de un móvil medio, para poder hacer todas las tareas habituales que hacemos con un móvil la mayoría de usuarios.

Precisamente este sistema operativo necesita de pocos recursos para poder funcionar de manera fluida. Lo que sería prácticamente inservible con un sistema moderno, en este caso se convierte en un móvil perfecto para chatear, navegar en rede sociales, en Internet y jugar a la mayoría de títulos disponibles prácticamente sin problema alguno. No se sabe si llegará a España, pero en caso de hacerlo imaginamos que será mediante una nueva versión 4G, como otras que hemos visto antes.