Motorola ha dado la vuelta por completo a su gama media en los últimos meses, con una serie de móviles que se han entregado al Android puro con el sistema operativo Android One. Además estas gamas de móviles cada vez son más numerosas, no hay más que ver el modelo que se ha presentado ahora, que es una variante de su popular Moto G8 Power, un terminal que el año pasado se estrenó con los Moto G7 Power y que presumían de una enorme batería. Precisamente de lo mismo que presume este nuevo modelo, el Moto G8 Power Lite.

Características del Moto G8 Power Lite

El nuevo móvil de la firma ahora propiedad de Lenovo cuenta con unas características bastante interesantes, de hecho su pantalla es algo más grande que el modelo original, con un tamaño de 6.5 pulgadas y resolución HD+ y un notch en forma de gota de agua. Donde notamos grandes diferencias es en el procesador, que es más humilde que el del modelo estándar, ya que este es un MediaTek Helio P35, perfecto para la gama media, pero que queda un poco lejos del Snapdragon 665 con el que cuenta el modelo más grande.

La memoria RAM disponible es de 4GB, mientras que el almacenamiento interno es de 64GB ampliable mediante tarjetas microSD hasta los 256GB. Respecto de las cámaras de fotos, viene bastante bien equipado. En este caso con una cámara triple, con tres sensores de 16, 2 y 2 megapíxeles, estos dos últimos es uno de profundidad y el otro macro. En la parte delantera tenemos una cámara de fotos de 8 megapíxeles. Por tanto en este aspecto está bien equipado, aunque no disfruta de la cámara cuádruple del modelo estándar, lógico en un modelo Lite.

Aunque sin duda su gran valor es una vez más la batería, que tiene un gran tamaño de 5000mAh, en este apartado no se ha escatimado, ya que es la misma batería del modelo Power estándar, por lo que sin duda con ella vamos a poder disfrutar de muchas horas encendido este terminal. Probablemente con una sola carga lo podrás mantener encendido más de un día, incluso dos, con un uso cotidiano. Esta además es compatible con la carga rápida de 10W TurboPower, que nos carga la batería a una velocidad bastante aceptable.

Llega con un lector de huellas detrás, así como con conectividad Dual SIM 4G, Wi-Fi 4, un conector Bluetooth 4.2 y otro Minijack para los auriculares. Sus dimensiones son de 164,94 x 75,76 x 9,2 mm y su peso de 200 gramos. Por tanto estamos ante un móvil que es igual de grande que el modelo estándar, aunque cuenta con algo menos de resolución en su pantalla, menos potencia y una cámara con un sensor menos, pero que comparte la misma batería. Sin duda uno de los aspectos destacados es el precio, que parte de los 169 euros, al menos en Alemania, donde se ha conocido su precio, aquí en España aún no tenemos un precio oficial. Llega en dos colores, tanto azul claro tirando a turquesa como azul oscuro.