En los últimos años hemos visto cómo los teléfonos básicos, como aquellos que lideraban las listas de ventas de finales del siglo pasado y comienzos de este, han vuelto a tener su hueco en el mercado, sobre todo con el lanzamiento de un gran número de modelos por parte de Nokia, otrora principal fabricante de móviles del planeta. Ahora LG ha contribuido a esta nueva tendencia con un teléfono de formato concha. Ese formato que se hizo popular hace ya quince o veinte años, y en el que se ha basado uno de los móviles plegables más populares, como es el Motorola Razer. Este nuevo teléfono móvil de LG tiene un diseño muy atractivo y fresco, a pesar de tratarse de un formato bastante conservador.

Características del LG Folder 2

Lógicamente de este teléfono no podemos esperar grandes características, ya que se trata de un móvil que ha sido diseñado para lo que diseñaban antes los móviles, básicamente para conversar. Eso lo vamos a poder hacer a la perfección con este teléfono, que por otro lado se permite algunos lujos respecto de lo que podríamos esperar de un teléfono de este tipo. Un móvil que cuenta con el formato clásico de concha, que fue muy popular porque permitía que el teléfono ocupara mucho menos espacio en nuestro bolsillo, al poder doblarse a la mitad. Este cuenta con una pantalla de 2.8 pulgadas con resolución QVGA en el interior, mientras que en la parte exterior tiene otra de 0.9 pulgadas monocromo, que ha sido diseñada para mostrar notificaciones de texto y las llamadas perdidas.

LG Folder 2 | LG Electronics

El procesador con el que cuenta es bastante potente para hablar de este tipo de teléfono. Se trata del Snapdragon 210, lo que nos garantiza un uso muy fluido en cualquier situación y viene acompañado de 1GB de RAM, que aunque parezca poco, en un teléfono básico es algo enorme. El almacenamiento interno es de 8GB y es ampliable mediante tarjetas microSD. Su cámara de fotos es de 2 megapíxeles y está acompañada de un botón que nos permite hacer una llamada rápida a un número de teléfono que hayamos elegido nosotros previamente como predeterminado. Con pulsar tres veces el botón o durante algo más de un segundo se activa esta llamada, que podría describirse como de emergencia.

Cuenta con otro botón físico que nos permite acceder al servicio de reconocimiento de voz por inteligencia artificial, así como acceder a la función de grabación de llamada. Cuenta con bluetooth, Wifi y conectividad 4G, y tiene un peso de 127 gramos. Este teléfono cuenta con una batería de 1470mAh que nos dará muchos días de autonomía con una sola carga. Llega en dos colores, blanco y gris, que sobre todo en el primer caso le sienta muy bien. Respecto del precio puede ser un tanto elevado si tenemos en cuenta que se trata de un teléfono básico. Este se ha puesto a la venta en Corea del Sur por 150 euros al cambio, un precio por el que podemos comprar móviles inteligentes muy avanzados hoy en día.