Tras esperar varios años, Satoru Iwata por fin cedió y anunció que sus personajes —que no sus juegos— llegarían por fin a los dispositivos móviles. Sin embargo, la noticia generó nuevas incógnitas: ¿cómo serán los títulos? ¿Qué personajes estarán disponibles? Y, sobre todo, ¿podré jugar con mi móvil? La llegada de 'Final Fantasy Record Keeper' (para iOS y Android) puede adelantar algunas respuestas.

'Record Keeper' ha sido desarrollado por DeNa, que es la compañía que creará la versión móvil de los juegos de Nintendo. La firma japonesa ha trabajado junto a Square —otra de las históricas del sector— y ha lanzado un título lleno de nostalgia que recoge momentos y personajes de todos los Final Fantasy. Es decir, justo lo que se espera que ocurra con los Mario, Zelda o Pikmin.

Se trata de un juego de combate por turnos, así que, en teoría, no debería ser demasiado exigente. Sin embargo, engaña. Un Moto G o un Aquaris E5 (los reyes de la gama media) lo pueden mover sin problemas, aunque con alguna ralentización puntual, por ejemplo. Por debajo de esto es muy fácil llegar a desesperarse. La buena noticia es que no ocupa demasiado espacio: 68,6 MB en iOS y 72 MB en Android.

¿Ocurrirá lo mismo con lo que esté por venir de Nintendo? En este caso es difícil hacer una predicción, ya que se espera que lleguen títulos mucho más dinámicos (plataformas, básicamente), muchos de ellos en entornos tridimensionales. Esto significa que no valdrá cualquier procesador.

En iOS, además, es necesario que el teléfono (o tableta o iPod, aunque está optimizado para iPhone 5) tenga instalada la versión 7.0 o superior del sistema operativo... que no funciona especialmente bien con todo lo anterior al iPhone 5. En Android, afortunadamente, han bajado el requisito a 2.3, así que se abre bastante el abanico.

Nintendo se lo ha tomado con calma, así que lo lógico sería que ahora no tuviese prisa. Ya que llegas tarde, tienes que llegar bien. No vale cualquier cosa y es mejor perder usuarios potenciales que darles un producto que no funcionará en su teléfono o tableta. Las barreras de entrada a veces sirven para que las quejas se queden fuera.

Conectividad y dinero

Otra de las malas noticias es que 'Record Keeper' es uno de esos títulos que necesitan estar conectados a internet para poder jugar. Esto no solo es molesto, sino que consume más batería y puede ser una catástrofe para el plan de datos. No está claro si Nintendo recurrirá a esto (que, por un lado, proporciona información constante de los usuarios y permite guardar las partidas en todo momento, pero, por otro, es muy frustrante).

En principio, un juego de aventuras no necesitaría estar conectado en todo momento, pero la compañía anunció también una suerte de red social para los jugadores de todas sus plataformas. La implementación de esto puede ser clave.

Por último hay que hablar de lo que, en el fondo, más le debería importar a Nintendo: el dinero. 'Record Keeper' es gratuito, como lo son todos los juegos de DeNa. No se conocen los detalles del acuerdo, pero si el desarrollador ya ha encontrado la fórmula para monetizar sus aplicaciones, ¿para qué cambiarla?

Lo curioso es que no puede ser más sencilla, pero muchos no terminan de entenderlo: no obligues a tu usuario a pagar para avanzar. En este 'Final Fantasy' cada partida cuesta energía y esta se renueva con el tiempo ¿Se te ha acabado y no quieres esperar? Pasa por caja. Además, con el dinero virtual es posible curar a los personajes o comprar equipo rápidamente, en lugar de tener que esperar. Sin embargo, no es la única forma de hacerlo; solo paga el impaciente.

Por lo tanto, si Nintendo se fija en 'Record Keeper' —y debería— o si deja a DeNa trabajar como sabe —mejor aún—, llegará a los móviles con un producto de calidad, que apele a la nostalgia, exigente (sin pasarse) en lo que a hardware se refiere y 'freemium'.