Lejos queda ya la época en la que las operadoras subvencionaban los smartphones como si no hubiera un mañana, incluso los de gama alta (todo con un largo compromiso de permanencia de por medio, claro). Ahora el campo de batalla de las telecos está en las tarifas y los usuarios tienen que pagar a tocateja o en cómodos plazos su flamante iPhone.

Por eso muchos seguidores de la marca de la manzana desearían tener el iPhone Upgrade Program de Apple, que en EEUU permite renovar anualmente el teléfono pagando una cuota mensual de unos treinta dólares. Pero seamos realistas y bajemos a la Tierra por un momento.

Por el precio de un iPhone 6S básico podemos comprarnos dos teléfonos de gama media-alta a precio asequible, que pueden darnos buenas prestaciones. No habrá TouchID, no tendremos un 'camarón', no funcionará con iOS... Pero cumplirán y, en muchas especificaciones, te sorprenderán.

A continuación te recomendamos, de menor a mayor precio, ocho terminales aparecidos en este 2015 que te pueden dar mucho juego... también para empezar el nuevo año con un poco más de dinero en la cuenta.

1.- Moto G 2015 (229 euros). Sigue siendo una apuesta segura, pero en su modelo de 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento (el otro, con la mitad de especificaciones, se queda cortísimo de memoria interna (luego es un tostón mover las apps a la microSD) y corto de potencia). Han mejorado la cámara y un poco el diseño, pero la pega es que peca de continuista respecto a modelos anteriores y en Motorola tendrán que ponerse las pilas para seguir en el podio de la gama media.

2.- BQ Aquaris X5 (229 euros). Tiene especificaciones similares al anterior, está recién salido del horno y el precio igual de competitivo que el del Moto G. Por eso un terminal de la compañía española es una buena apuesta para los que se tiren por lo más económico, sin desdeñar tampoco el diseño de BQ, que en este 2015 ha mejorado significativamente respecto a sus modelos anteriores.

3.- Sony Xperia M4 Aqua (249 euros). Sony también cuida la gama media, con el añadido de la resistencia al agua, una buena batería y unas especificaciones que deberían darle una buena solvencia para un uso medio. Ojo, no esperéis con este o los anteriores realizar virguerías con juegos con gráficos súper potentes, porque no llegan.

4.- Xiaomi Mi 4c (249 euros). Por el mismo precio que el anterior, este modelo de la marca china Xiaomi supera en características a los terminales presentados hasta ahora, aunque el diseño no es su punto fuerte. Puedes contar con mejor procesador y batería, pero tendrás que recurrir a tiendas online para conseguirlo. Asegúrate del servicio postventa del vendedor, siempre es importante aunque el fabricante sea fiable.

5.- Samsung Galaxy A5 (349 euros). Pegamos un salto de precio -según lo que dice la web oficial, aunque si pillas una rebaja te puedes ahorrar unos sesenta euretes-. Este terminal destaca por su buena cámara y por la fiabilidad del fabricante, aunque se queda un poco corto en procesador, lo que puede ralentizar el terminal si tienes muchas apps abiertas.

6.- Honor 7 (349 euros). Por menos de la mitad de precio del último terminal de los de Cupertino tienes una apuesta ganadora en este terminal Huawei. Destaca el salto a los 3 GB de RAM, pero el resto de sus números no se queda atrás, apuntando a la gama alta con un precio bastante ajustado. La única pega es la capa de personalización de Android de la compañía china, pero todo es acostumbrarse. A fin de cuentas estas especificaciones son las que pediríamos a Google para que las retomara con sus Nexus más pronto que tarde

7.- One Plus 2 (349 euros). Su diseño no es lo que más nos atrae teléfono, pero la versión más económica (3 GB RAM / 16 GB de memoria) es altamente recomendable. Porque, como escribíamos en nuestra review, “es muy barato para ser tan bueno”, lejos del halo de anhelo que tiene que sus lanzamientos sean tan exclusivos.

8.- Asus ZenFone 2 (349 euros). Asus se lanza con un procesador Intel y sube la apuesta hasta los 4 GB de RAM incorporando la función de carga rápida. Junto al Xiaomi es el único que no hemos podido probar, pero sus números portentosos le hacen merecedor de estar en esta lista.