Es la eterna pregunta que se hacen algunos usuarios, qué móviles son más seguros o inseguros. Si nos atenemos al imaginario popular, el mantra de que los iPhone son más seguros está presente por todas partes. Algo en lo que tienen mucha culpa las campañas de Marketing de Apple, que recuerdan una y otra vez que para ellos lo más importante es la seguridad, y que sus móviles son los más seguros. Quizás sea verdad, de hecho la mayoría de noticias alrededor de malware y virus giran alrededor de los móviles Android. Pero también puede tratarse de una simple percepción extendida en el tiempo. Eso es al menos lo que nos hace pensar la opinión de un experto en seguridad que ahora aseguran todo lo contrario.

Las cosas en seguridad podrían estar cambiando

Eso es al menos la sensación que nos da haber conocido las declaraciones a Vice de Rex Kiser, un forense digital que trabaja para la policía de Forth Worth y que ha venido a decir que en cuanto a la seguridad algo está cambiando tanto en los iPhone como en los móviles Android. Según su propia experiencia, mientras que hace un año los iPhone eran inexpugnables, era imposible entrar en ninguno de ellos para extraer información, y era muy fácil poder acceder a todos los móviles Android que pasaban por sus manos, ahora se está dando la situación contraria. Porque según Rex, ahora muchos de esos móviles Android son imposibles de manipular para permitir el acceso a ellos.

iPhone 11 | Photo by Martin Engel - Grafiker Hamburg on Unsplash

Y por el contrario, ahora están comprobando que móviles como el iPhone X son más fáciles de hackear que los móviles Android, algo que nadie esperaría desde luego. Los datos que se pueden obtener de estos terminales una vez que se les hackea es variopinta. Por ejemplo se puede extraer el historial de llamadas, los contactos, datos de aplicaciones, las ubicaciones recolectadas por el GPS o mensajes. En este caso, de móviles Android como el Google Pixel 2 o el Samsung Galaxy S9 no han podido extraer nada de esto. En el caso del Huawei P20 Pro no pudieron extraer ninguna información.

Samsung Galaxy A71 | Samsung

Pero lo más sorprendente es que esta información sí la han podido extraer de móviles como los iPhone X, que ahora no son tan seguros como parecía. Aunque los últimos modelos, como los iPhone 11, son más difíciles de crackear, parece que según estos expertos, la tendencia en este caso se ha invertido.

¿Por qué de este cambio?

Parece ser que Safari, el navegador web de Apple, es la principal causa de las vulnerabilidades con las que cuenta ahora iOS. Este es especialmente fácil de hackear, y es la puerta de entrada en los iPhone para poder extraer toda la información necesaria del terminal. Otro aspecto que nos confirma este cambio de tendencia, es que ahora se está pagando más dinero por hackear móviles Android que iPhone, algo lógico teniendo en cuenta que por lo que estamos conociendo, los móviles Android serían más seguros que los iPhone, ver para creer, pero no nos extrañaría nada de que sea así realmente.