TecnoXplora » Móviles

MOVILES

El móvil más potente de OnePlus se parte por la mitad en una prueba de resistencia

El teléfono sufre un inesperado resultado en una de las pruebas más duras.

OnePlus 10 Pro

OnePlus OnePlus 10 Pro

Publicidad

Los teléfonos móviles no se han fabricado tradicionalmente para ser ultra resistentes. Par ello existe algunos modelos específicos que cuentan con certificaciones de alta resistencia que los hace ideales para entornos extremos. Pero cuando hablamos de móviles de alta gama, se da por hecho que un teléfono estará lo suficientemente bien fabricado como para no tener que temer por su integridad. Y eso lo que van a tener que temer precisamente los usuarios del móvil más potente de OnePlus, que han podido comprobar ahora en una popular prueba, que es más sencillo de doblar de lo que esperábamos, hasta el punto de partirse literalmente por la mitad.

Un test nefasto para el OnePlus 10 Pro

Este teléfono de la firma china sin duda se ha convertido en uno de los más deseados del mercado, sobre todo por la cámara Hasselblad con la que cuenta. Este terminal se ha enfrentado a una de las pruebas habituales, de hecho, es la más popular de resistencia que se hace de forma independiente a todos los móviles de alta gama que llegan al mercado. En este caso la prueba se ha desarrollado como lo hace habitualmente, con una serie de acciones que ponen a prueba la resistencia del teléfono. Desde los arañazos en la pantalla, en el resto de su cuerpo, o el fuego de un mechero en el panel.

Pero la prueba estrella tiene que ver con la resistencia del teléfono a doblarse, algo que tiene origen en el conocido como Bendgate que sufrieron en su momento los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, que se doblaban fácilmente cuando se llevaban en el bolsillo del pantalón. Pues bien, esta prueba básicamente se realiza haciendo toda la fuerza posible en los extremos del teléfono con el objetivo de poder doblar el teléfono. La mayoría de móviles que se lanzan al mercado hoy no ceden un milímetro a esta fuerza, aunque algunos pueden llegar a doblarse levemente. Pero el resultado del OnePlus 10 Pro es del todo inesperado.

Y es que al hacer esta prueba el teléfono se ha partido por la mitad completamente. La carcasa del teléfono ha cedido por completo, y el terminal se ha partido justo por debajo del módulo de cámara Hasselblad del teléfono. Algo que automáticamente ha roto la pantalla, que también se ha partido y ha dejado de funcionar de forma asimétrica. Según JerryRig Everything, el canal detrás de esta prueba, parece ser que el marco metálico de este teléfono no es lo suficientemente grueso como para mantener el teléfono unido en todos sus extremos. Esta debilidad haría provocado que el teléfono ceda y se haya partido definitivamente.

Lógicamente estamos hablando de una situación extrema, que lo más normal es que no vivamos en nuestro día a día. Pero es evidente que hay inquietud entre aquellos que han decidido hacerse con el teléfono, ya que a igualdad de condiciones es evidente que este OnePlus 10 Pro ha salido muy mal parado, mucho peor de lo que cabría esperar. Curiosamente su predecesor, el OnePlus 9 Pro, pasó sin problemas esta prueba, por lo que es evidente que algo ha cambiado a peor en la fabricación de este teléfono.

Publicidad