TecnoXplora » Móviles

PROCLAMA CONTRA LOS FABRICANTES

¿Tu móvil se estropea antes de tiempo? La UE combatirá la obsolescencia programada

La Unión Europea (UE) quiere que los fabricantes sean más honestos con nuestros dispositivos. Otra cosa es que lo consiga.

Reparación de móviles

Agencias Reparación de móviles

Publicidad

C. Otto | @ottoreuss | Madrid
| 25.07.2017 00:03

Es la sospecha que todos tenemos de cuando en cuando: los fabricantes de nuestros dispositivos electrónicos los programan para que dejen de funcionar en un momento determinado. O, al menos, estos dispositivos duran menos de lo que deberían.

Conspiranoias aparte, lo cierto es que son varios los organismos públicos internacionales que en diversas ocasiones han acusado a los grandes fabricantes de no poner excesivo empeño en que sus productos tengan una vida útil más o menos larga. Porque los usuarios somos consumistas y siempre nos gusta estrenar tecnología, para qué vamos a engañarnos, pero los fabricantes muchas veces también ponen de su parte.

Petición la Comisión Europea

Así pues, parece que en la Unión Europea se están empezando a tomar en serio este asunto. Recientemente, el Parlamento ha elevado a la Comisión una petición oficial para solucionar este problema de una vez por todas.

Si la acepta, la Comisión tendrá una labor doble: por un lado, hacer una investigación de mercado para comprobar si, efectivamente, la obsolescencia tecnológica programada es real; por otra, estudiar las medidas a imponer para que los fabricantes dejen de llevar a cabo este tipo de prácticas y actúen de acuerdo a la normativa que se establezca.

En su disposición, el Parlamento Europeo quiere imponer cuatro reglas básicas a los fabricantes:

1.- Productos fácilmente reparables

A medida que los productos como ordenadores o smartphones se han ido sofisticando, su diseño ha sido más fino y sus piezas han encajado entre sí de manera más compacta. Esto, sin embargo, tiene una contrapartida: a la hora de reparar el teléfono o el ordenador no es tan sencillo, ya que hay piezas que no se pueden separar del resto y, en definitiva, acaba saliéndote más barato comprarte un dispositivo nuevo que reparar el que ya tienes.

Con las nuevas medidas, el Parlamento Europeo pretende que los fabricantes dispongan las piezas de sus aparatos de tal manera que puedan repararse de manera mucho más sencilla. En otras palabras: que comprarte un aparato nuevo sea una opción nunca una obligación.

2.- Proveedores oficiales y no oficiales

Es una de las trampas de los fabricantes: establecer un número limitado de proveedores oficiales que pueden arreglarte el dispositivo. Nada te impide ir a los no oficiales, pero te enfrentarás a un problema: o no te valdrá la garantía vigente o la perderás en el momento de acudir a este tipo de talleres no oficiales.

Con las posibles reformas, la UE obligaría a los fabricantes a aceptar las reparaciones en servicios técnicos no oficiales, con la consiguiente ventaja para el usuario.

3.- Ampliable a electrodomésticos

Siempre que hablamos de obsolescencia tecnológica programada nos referimos a ordenadores y smartphones, pero los electrodomésticos son otros de los grandes afectados por este problema. Así pues, la UE quiere incluirlos en la lista de dispositivos a proteger de cara a su vida útil para los usuarios.

4.- Contra la basura electrónica

Gran parte de estas medidas tienen un objetivo final: acabar con los vertederos de basura electrónico o, al menos, reducir su volumen de tamaño. Y es que, a ojos del Parlamento Europeo, no tiene sentido que los componentes con los que se fabrican nuestros dispositivos electrónicos tengan una vida tan breve y, además, contaminen tanto.

Publicidad