TecnoXplora » Móviles

ALUMINIO, PLÁSTICO Y... BAMBÚ

Moto X, el teléfono de las mil caras

La nueva versión de uno de los teléfonos más personalizables llega con muchas novedades por dentro. Moto X se ha hecho mayor y llama a las puertas de la gama alta.

Moto X

Motorola Moto X

Publicidad

El Moto X de Motorola es un dispositivo a medio camino entre el Nexus 5 y la gama alta Android, tanto por precio como por características. Su primera versión ya demostró ser algo más que el terminal conocido como teléfono de Google (un apodo que, de hecho, debería haberle arrebatado, ya que llegó al mercado cuando Motorola todavía pertenecía al buscador) y, además, llevaba las opciones de personalización un paso más allá. La versión de 2014 sigue esta línea y mejora las especificaciones, pero puede verse afectada por algo de lo que Enrique Bunbury sabe más que nadie: está entre dos tierras.

Su precio oficial (499 euros la versión de 16 GB de almacenamiento) lo sitúa un peldaño por debajo de los Galaxy S5, HTC One M8 o iPhone 6 (un peldaño de los altos en este caso), aunque sus especificaciones son muy parejas. El  problema es que ha llegado bastante más tarde que estos dispositivos, que ya es fácil encontrar bastante rebajados.

Moto X

El modelo de 2014 de Moto X cuenta con un procesador Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5 GHz, 2 GB de RAM, batería de 2.300 mAh, cámara de 13 megapíxeles con flash dual y pantalla de 5,2 pulgadas con resolución Full HD (1920x1080). Menos en RAM, mejora en todos los aspectos respecto a la versión del año pasado, aunque también es 100 euros más caro. En cualquier caso, son especificaciones muy cercanas a las de un tope de gama.

El rendimiento no tiene nada que envidiar al de otros teléfonos similares, ayudado en parte por utilizar una versión casi pura del sistema operativo. Sin embargo, tanto la duración de la batería (es de los que tiene problemas para llegar al final del día) como la cámara se quedan algo por detrás.

Motorola ha debido considerar que quien dispara primero dispara dos veces y esto es lo que va a ocurrir al fotografiar, aunque en este caso el segundo disparo en muchas ocasiones será para corregir los fallos del primero. No es una cámara mala, pero cuando compites con los mejores eso no es suficiente.

A nivel de diseño sí puede estar entre los mejores terminales del año. Su cuerpo curvado se agarra a la perfección y el borde de aluminio es un gran detalle. No obstante, por lo que destaca es por las posibilidades de personalización, que incluyen materiales que van desde la madera al cuero. Y no, no hace como Samsung, que imita estas texturas, sino que utiliza auténtica madera para la pieza.

Por desgracia, por el momento en España no está disponible el programa de personalización de Motorola. Al menos la compañía ha decidido tener un detalle con los koalas y comercializa el modelo blanco con parte trasera de bambú.

Moto X

El sistema operativo es lo más parecido al Android puro que se puede encontrar fuera de los Nexus. En general, se trata de una versión prácticamente idéntica en la que hay una serie de aplicaciones y funciones adicionales. Destacan, más por curiosos que por prácticos, los comandos de voz o la posibilidad de realizar acciones como colgar o ver la hora sin siquiera tocar el teléfono.

La cámara también tiene una interfaz arriesgada en la que se puede pulsar en cualquier lugar de la pantalla para hacer una fotografía. Es útil, pero cuesta hacerse a ello tras estar acostumbrado a que tocar en la pantalla sirve para enfocar en esa parte concreta.

En definitiva, Moto X lo tiene todo para hacerse con un hueco, pero la competencia es feroz y se puede pagar vallas en el Bernabéu y anuncios antes de los partidos de Champions.

Mientras, Motorola cuenta con un presupuesto algo más modesto, pero tiene dos ases en la manga. El primero, un nombre que todavía recuerdan muchos, sobre todo en España, donde el RAZR V3 tuvo un momento de gloria que no se veía desde los días del 3310. El segundo, una carta de presentación en forma de hermano popular: Moto G. El gama baja puede hacer por Motorola lo mismo que el Lumia 520 por Windows Phone.

Publicidad