TecnoXplora » Móviles

LA "CRÈME DE LA CRÈME" DE LOS SMARTPHONES

Los mejores móviles de lo que va de año y por qué podrían ganar el Mundial

A diferencia de lo que ocurre en Poniente, se acerca el verano y con él llegarán la sequía informativa (especialmente en este sector) y el evento deportivo del año (con permiso de La Décima): el Mundial.

HTC One (M8), la gran apuesta de HTC para 2014

TecnoXplora HTC One (M8), la gran apuesta de HTC para 2014

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 30.05.2014 07:56

Tras la presentación del LG G3 y tras analizar el Xperia Z2 de Sony, podemos dar por terminada la primera mitad de la temporada en el sector de la telefonía móvil. En unos meses comenzará de nuevo una competición en la que el iPhone 6 y el sucesor del Galaxy Note 3 parten, a priori, como favoritos.

Por desgracia, la industria se paralizará durante un verano en el que tendremos muchos rumores y pocas noticias. En el fútbol ocurre algo parecido, pero este año habrá un Mundial que servirá de metadona deportiva. Por lo tanto, hemos decidido combinar ambos mundos, ponernos el chándal (y el bigote) de seleccionadores y hacer nuestra particular alineación.

En la portería, iPhone 5s. El teléfono de Apple es nuestro Casillas. En tiempos fue el mejor, pero últimamente ha sido muy cuestionado. Sus defectos (las salidas, el juego con los pies y el tamaño de pantalla) cada vez se hicieron más evidentes y la competencia comenzó a disputarle una titularidad que llegó a perder, del mismo modo que el iPhone 5s dejó de ser el mejor teléfono del mercado. Siempre vuelve y este Mundial es una nueva oportunidad de reivindicarse. Eso sí, su sucesor no puede cometer los mismo errores, porque De Gea viene pisando fuerte.

La línea defensiva estaría capitaneada por el Galaxy S5 o, lo que es lo mismo, Sergio Ramos. Ahora mismo es el referente. Sus rivales podrán hacerlo mejor, pero él le echará más ganas (o, en el caso de Samsung, dinero a las campañas de marketing). Se ha ido reinventado hasta encontrar su posición actual. Del lateral pasó al centro de la defensa y de ser un teléfono más pasó a ser el móvil a batir. Tal vez lo único que podamos echarle en cara sean sus decisiones estéticas.

El de Camas (o Seúl, lo mismo da) estaría acompañado en la zaga del Xperia Z2 de Sony. En este caso, tenemos dos por el precio de uno, como los hermanos Derrick. Jordi Alba corriendo por la izquierda; Carvajal, en la derecha. Todoterrenos. Resistentes al polvo, el agua y los extremos rivales. Sony, como el Barça y el Madrid, brilla más en otras posiciones (que se lo digan a la Xbox One), pero tiene dos pilares que cortan como machetes. Xperia Z1 y Xperia Z2, prácticamente idénticos y lanzados con apenas seis meses de diferencia, como la irrupción de los dos mejores laterales de España.

En el centro del campo encontramos la clase y la elegancia del HTC One M8, que no puede ser otro que Xabi Alonso. Resistente y robusto, aguantará todas las patadas que le quiera dar De Jong gracias a su cuerpo de aluminio. Será el más elegante del torneo, con diferencia (y sin deferencias; es lo que hay). Junto a él, el Lumia 1020 que es Santi Cazorla. De otra pasta, de otra liga, de otra clase. Con Windows Phone y con una cámara que le permite ponerla con cualquier pie.

La delantera comienza con nuestro héroeNexus 5. Iniesta. La mejor relación calidad precio. No es tan estrella como otros, pero las mata callando. El teléfono del que nadie puede decir algo malo; el jugador al que han aplaudido en todos los estadios de España, del Camp Nou al Bernabéu, pasando por Cornellà-El Prat.

¿Y quién será el encargado de meterlas? Diego Costa. Con su LG G3, claro. El último en llegar. Aterrizó procedente de la nada a un equipo tradicionalmente modesto que llevaba un tiempo haciendo las cosas muy bien: el Atlético de LG. Con su enfoque láser, remata antes que nadie, lo que le ha permitido ser el pichichi entre los españoles.

El problema es que alinear supone dejar fuera a algunos de los jugadores que más queremos. Y es que Arbeloa puede no ir al Mundial, pero somos muchos los que siempre admiraremos al espartano, que, al igual que el Nokia 3310 es indestructible, limitado (en comparación) e irrepetible.

Publicidad