TecnoXplora » Móviles

GRANDES PRODUCTOS Y GRANDES DECEPCIONES

Lo mejor y lo peor de los productos del año

Termina un nuevo año tecnológico -y natural, claro- que nos ha dejado grandes productos... y decepciones aún mayores. Todos ellos han sido protagonistas y todos tienen sus aspectos positivos y negativos (aunque en algunos casos haya que esforzarse para encontrarlos)

Samsung Galaxy Note 4

Samsung Samsung Galaxy Note 4

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 20.12.2014 00:19

Con el final del año llegan las listas, ya sean de las que sirven para entrar a la discoteca en la cena de Navidad de la empresa o de las que nos recuerdan los momentos más importantes que hemos vivido en cada sector. Aquí, que ya tenemos una edad, nos sentimos más cómodos con las segundas, así que de eso vamos a hablar. De lo mejor y lo peor de los productos del año. Porque ojo, un dispositivo también puede estar entre los más relevantes del año para mal.

iPhone 6 y iPhone 6 Plus

Los teléfonos de Apple han recuperado un trono que perdieron hace uno, dos o hasta tres años -depende del odio que le tenga a la firma de la manzana el que responda-. El caso es que, con permiso del Note 4, son los mejores móviles del año. La clave ha sido algo tan sencillo como dar a los usuarios lo que querían, que en este caso era una pantalla de mayor tamaño.

Lo mejor: Las 4,7 y 5,5 pulgadas de pantalla y su calidad. La cámara, que sin tirar de megapíxeles está entre las mejores del mercado. Que las curvas vuelvan al diseño.

Lo peor: El precio, claro. No es que no lo valga -o sí, pero es otro debate-, sino que a ver quién lo puede parar. Y, si nos ponemos quejicas, lo de que la cámara sobresalga.

Galaxy Note 4

Por segundo año consecutivo, el mejor teléfono de Samsung (y posiblemente el mejor Android) es el Galaxy Note. No es que el Galaxy S5 sea malo, es que el Note 4 es muy bueno. Y también influye que los coreanos se la jueguen un poco más con el diseño del phablet.

Lo mejor: El lápiz inteligente, que tiene sentido en este formato. Un diseño más atrevido que el del S5 y con unos marcos prácticamente inexistentes (de hecho, a pesar de que su pantalla es mayor que la del iPhone 6 Plus, es de menor tamaño).

Lo peor: Lo de siempre, el precio, que ronda los 700 euros. El plástico que imita al cuero en la parte  trasera del dispositivo.

Nexus 6

Con el Nexus de 2014 Google decidió abandonar la estrategia de perder dinero -o, al menos, no ganarlo- con esta gama de dispositivos. El problema es que justo lo hicieron con un terminal que no convenció por sus muchos problemas y una cámara mediocre. En los modelos anteriores estos detalles se perdonaban por la relación calidad-precio (o eran inexistentes, ya que el Nexus 5 fue uno de los teléfonos del año pasado).

Lo mejor: Llega con Android Lollipop de serie. El rendimiento es acorde a sus especificaciones.

Lo peor: Si en los casos anteriores el precio era comprensible, a pesar de ser elevado, en el Nexus 6 es exagerado. La cámara es francamente mala y la pantalla deja bastante que desear.

Surface Pro 3

A la tercera va la vencida. El híbrido entre tableta y portátil de Microsoft necesitó dos pruebas para convertirse en la bestia parda que es Surface 3. Parte desde los 799 euros, así que no se puede decir que esté tirada, pero por ese precio ya se obtiene un equipo todoterreno capaz de darlo todo como ordenador tradicional y como dispositivo móvil. Ya ha demostrado su potencial, ahora la duda es qué ocurrirá cuando llegue Windows 10.

Lo mejor: Prácticamente todo. Versátil, potente y con una de las mejores soluciones de funda-teclado. Más portátil que tableta.

Lo peor: La autonomía. Supera a sus predecesoras, pero tiene problemas para aguantar una jornada entera de trabajo. Más portátil que tableta.

Galaxy Tab S

La mejor tableta del año no es un iPad. Ojo, que el equipo de Apple es muy bueno, pero su falta de novedades ha hecho que Samsung gane la carrera, aunque ha sido únicamente por una nariz. Galaxy Tab S es lo que le pedíamos a los coreanos desde hace tiempo: un rival digno.

Lo mejor: Peso, diseño y dos formatos de pantalla (8,4 y 10,5 pulgadas). Muy buena compenetración con todo el ecosistema Samsung.

Lo peor: Los bordes dorados.

Moto 360

Junto con Watch R de LG, Moto 360 es el único reloj inteligente que podría pasar precisamente por eso, un reloj. Tiene muchas taras y problemas que deben ser corregidos en la próxima versión, pero es lo que más se acerca a lo que se espera de este mercado. Al menos, si no contamos el Pebble Steel, un mejor producto, si bien más limitado y no dirigido al gran público (más por falta de recursos que por falta de interés).

Lo mejor: El diseño y Android Wear.

Lo peor: Demasiado voluminoso. La batería dura poco más de un día de uso, si es que llega.

Publicidad