TecnoXplora » Móviles

A PARTIR DEL 18 DE OCTUBRE, POR 299 EUROS

Lumia 735: mucho más que selfies

Nokia ha ignorado la gama media durante mucho tiempo. Hasta ahora. La compañía prepara su llegada con dos terminales, Lumia 735 y Lumia 830. El primero de ellos quiere que su seña de identidad sea su cámara para selfies.

Lumia 735

Microsoft Lumia 735, uno más en la gama de Nokia

Publicidad

Hace casi un año (fue el 18 de noviembre de 2013, en concreto) el Diccionario Oxford decidió que 'selfie' debía ser la palabra del año. Era una decisión lógica (si nos olvidamos de lo estúpido que es elegir una palabra del año, por supuesto), ya que aún hoy es un fenómeno viral y mundial. Y, en cierto modo, cambió el sector de la tecnología.

Desde entonces, prácticamente todas las presentaciones de teléfonos han hecho alguna referencia a las autofotos. Ni siquiera Apple, a la que se le presupone algo más de clase, se libra. Parece como si lo único que tuvieran claro los fabricantes es que el público utiliza sus dispositivos para hacerse ese tipo de fotografías.

Tal ha sido la locura que varias compañías han querido posicionar sus terminales como 'el móvil de los selfies'. La última, Nokia con su Lumia 735. Su principal característica, al menos para Microsoft, es su cámara frontal de 5 megapíxeles y objetivo gran angular.

Lumia 735

Pues sí, el Lumia 735 hace buenas autofotos. El objetivo permite que entre más gente en la imagen y la campaña publicitaria que nos mostró la compañía en un evento en Madrid es bastante buena, aunque aún no está claro si llegará a España. Y ya. Porque, por mucho que la industria se empeñe en convencernos de ello, nadie se compra un móvil por la cámara frontal. Por suerte, este teléfono es mucho más que el Lumia de los selfies.

La marca Lumia se ha caracterizado por tener algunos de los mejores gamas baja del mercado (Lumia 520 y 630, principalmente) y por sus gamas alta más experimentales, como los modelos 930, 1020 o 1520. Sin embargo hasta ahora no había nada entre medias más que los móviles que habían perdido valor por el paso del tiempo.

El Lumia 735 se podrá adquirir a partir del 18 de octubre por 299 euros, un precio ajustado para sus componentes (pantalla HD720 de 4,7 pulgadas, procesador Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,2 GHz, 1 GB de RAM, 8 GB de almacenamiento, cámara trasera de 6,7 megapíxeles, doble SIM...). Salvando las distancias, es lo más parecido a un Nexus que hay ahora mismo en Windows Phone.

Su diseño siempre ha sido una de sus principales ventajas respecto a la competencia y en la gama media ocurrirá lo mismo. Frente a los blancos, grises y negros, verdes y naranjas en carcasas intercambiables. Como ocurre con todos los Lumia, entra por los ojos y se beneficia de lo bien que le quedan las baldosas del sistema operativo.

Lumia 735

El cuerpo es algo voluminoso, pero dentro de los cánones que se ven en su escala de precios, donde no hay sitio para los cuerpos imposibles de la gama alta. La única pega es que si se suma el marco a la pantalla es del mismo tamaño que un móvil de 5 pulgadas, aunque al menos no resulta incómodo de utilizar.

A nivel de rendimiento no se notan ralentizaciones, pero es cierto que está en una escala de precios en la que Android tiene mucho que ofrecer, sobre todo en forma de teléfonos que hace un año estaban en la gama alta y a los que el tiempo ha desplazado a bolsillos más ahorradores. Eso sí, a su favor tiene la idea de obsolescencia y el hecho de ser algo muy diferente a todo lo demás.

En definitiva, Lumia 735 debe hacer lo mismo que hicieron antes otros teléfonos de Nokia en sus sectores: hacerse un hueco, buscar una posición elevada y defenderse de los ataques rivales. Cuando lleguen refuerzos, todo será más fácil para Windows Phone. Mientras, puede aprovechar las treguas para hacerse selfies.

Publicidad